¿Quién fue Jake LaMotta?

Jake LaMotta después de una gran trayectoria en el mundo del boxeo y con pinitos en cine y televisión, ha fallecido.

Jake LaMotta en una película

El mundo del deporte se ha vestido de luto esta semana para darle el último adiós a uno de los grandes boxeadores de la historia: Jake LaMotta. El famoso “toro del Bronx” falleció el pasado martes en Miami a la edad de 96 años después de una vida llena de triunfos y derrotas en todos los aspectos.

LaMotta, cuyo nombre de pila era Giacobbe, nació en el famoso barrio neoyorquino del Bronx, aunque tenía ascendencia italiana. En una zona como esta el pequeño Jake pronto tuvo que hacer frente a los niños “mayores” y comenzó a pelear con ellos a muy temprana edad. Esto sumado a ciertos incidentes llevaron a que el joven LaMotta tuviera que ingresar en un reformatorio en su llegada a la adolescencia. Ahí fue donde comenzó a interesarse por el boxeo de una manera más profesional.

Después de algunas peleas sin importancia, se convertiría en boxeador en marzo de 1941, siendo su primer combate contra un desconocido Charley McKley. A partir de entonces comenzaría su andadura por el mundo del boxeo en la categoría de peso medio, de la que llegó a ser campeón del mundo. Su pequeña estatura (1,73 cm) hacía que fuera rápido en el ring, aunque su mayor arma era su fantástico gancho de izquierda.

LaMotta no solía pegar golpes muy fuertes, pero sí lo hacía con intensidad durante todo el combate. Aunque durante toda su carrera cosechó 83 victorias, de las cuales 30 de ellas fueron por KO, si por algo será recordado este boxeador es por la pelea que mantuvo contra Ray Robinson, su eterno rival, conocida como “la otra matanza de San Valentín”. El combate se produjo en el Chicago Stadium en 1951, muy cerca del lugar donde Al Capone mandó acabar con los hombres de Bugs Moran. Por aquel entonces LaMotta era el campeón y el título estaba en juego.

Tras más de 10 años dedicado al mundo del boxeo, con un total de 106 combates, Jake se retiró en abril de 1954 tras sufrir una derrota ante Billy Kilgore. Años después escribiría una novela sobre su vida titulada Raging Bull: My Story, que inspiró a Martin Scorsese para dirigir una película sobre el púgil. Bajo el título de Toro Salvaje, el film rodado en 1980 tuvo una gran aceptación por el público, consiguiendo dos premios Oscar, uno de ellos al mejor actor que se lo llevó Robert De Niro por encarnar el papel de LaMotta. Ahora esa película servirá como documento inmortal de la historia del boxeador, mientras que a él le recordaremos también por haber participado como actor en producciones del estilo de El buscavidas, Mob War o El poder del fuego.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 2,00 de 5)
2 5 1
Loading ... Loading ...