¿Quién fue Elías Yanes?

La iglesia católica da su último adiós a un hombre que trabajó durante décadas al servicio de los fieles.

Religión católica

La Iglesia está de luto tras recibir la noticia del fallecimiento de Elías Yanes. El que fuera arzobispo de Zaragoza durante casi 30 años murió el pasado viernes 9 de marzo a los 90 años de edad, siendo un referente para el catolicismo. Hombre austero y de creencias firmes, Elías también ostentó el cargo de presidente de la Conferencia Episcopal Española entre los años 1993 y 1999.

Falleció en la capital de Aragón, ciudad a la que estaba muy ligado desde hacía mucho tiempo y fue el actual arzobispo de Zaragoza, Vicente Jiménez Zamora, el que se ha encargado de dar la noticia a la Nunciatura del Vaticano en nuestro país.

Yanes siempre fue un hombre muy creyente. Por este motivo a una edad muy joven abandonó Villa de Mazo, localidad de la isla de la Palma (Canarias) para comenzar su trayectoria dentro de la Iglesia. Nacido en 1928, con 24 años se ordenó como sacerdote durante el Congreso Eucarístico de Barcelona. En 1970, fue nombrado obispo de Oviedo y 7 años más tarde, conseguiría alcanzar el arzobispado de Zaragoza, cargó que desempeñó durante algo menos de tres décadas.

Elías Yanes fue un hombre en el que tuvo una gran influencia el Concilio Vaticano II y fue fiel seguidor del Papa Juan Pablo II, al que pudo recibir en Zaragoza en dos ocasiones: en 1982 y 1984. Yanes, además, tuvo un papel muy importante en la Transición a la democracia y siempre estuvo muy ligado a las relaciones que mantenían la Iglesia y el Estado.

Era un hombre muy preparado para su tiempo, se doctoró en Teología por la Pontífica Universidad Gregoriana de Roma y también era licenciado en Derecho Canónico. Así mismo, obtuvo la diplomatura en Catequesis en el Instituto de Teología Pastoral de la Universidad Pontificia de Salamanca.

Elías Yanes ha sido una figura muy importante dentro de la Iglesia en nuestro país, ostentando diferentes cargos y trabajando por las buenas relaciones con el Estado durante gran parte de su vida. Para darle el último adiós, el pasado domingo día 11 de marzo se instaló la capilla ardiente en el salón del trono del palacio arzobispal de Zaragoza, lugar donde vivió durante mucho tiempo. Todos los que quisieron despedir a Yanes se acercaron a este lugar a lo largo de la mañana. A su paso el religioso deja un largo historial de gestos que no solo llegaron a impactar en la comunidad católica, sino en la de la sociedad zaragozana por igual.

Foto: Tama66

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 4,00 de 5)
4 5 1
Loading ... Loading ...