¿Quién fue el alpinista Kuriki Nobukazu?

Kuriki Nobukazu era un alpinista que siempre se esforzó y remó contra marea para intentar escalar el Everest.

monte Everest

Hace unos días se desvelaba el fallecimiento del alpinista japonés Kuriki Nobukazu, uno de los claros reflejos de la persistencia, el valor y la fuerza que había inspirado a miles de personas con su trabajo a lo largo de los años. El alpinista falleció en una expedición al Everest en el que intentó escalar el monte en solitario y sin oxígeno después de haber fallado a la hora de tratar de conseguir su meta en ocasiones anteriores.

El japonés siempre había sido un ejemplo a seguir por su afán de superación. En el pasado, en una expedición anterior al Everest, llegó a perder nueve de sus diez dedos. Cualquiera habría pensado que este sería el final para su carrera, pero Nobukazu siguió adelante con su trabajo y continuó escalando montañas para sorpresa de quienes pensaban que no podría hacerlo. No obstante, su gran reto continuaba siendo el Everest, que se le resistía como a muchos otros expertos que no han logrado llegar a lo más alto del mismo.

Kuriki Nobukazu tenía 36 años y lo intentó por todos los medios posibles. Su cuerpo fue encontrado por un grupo de sherpas dentro de la tienda en la que se había cobijado el alpinista. Se encontraba cerca del campamento 2, a 6400 metros (recordemos que el Everest tiene 8850 metros).

El peor recuerdo profesional de Kuriki se remontaba al año 2012, que fue cuando perdió los dedos de la mano. La situación en aquel tiempo fue crítica, dado que quedó atrapado en un agujero de nieve en los 8230 metros del Everest. Llegó tan alto que no quería abandonar el esfuerzo por ninguno de los motivos, pero las temperaturas estaban por debajo de los 20 grados celsius y resultaba terrible. En ese momento salvó la vida, pero perdió los dedos, que tuvieron que ser amputados.

El recuerdo de Kuriki nunca desaparecerá por lo mucho que ha inspirado a los demás alpinistas, que le recuerdan como un auténtico campeón y un samurai que nunca dejaba de pensar en cumplir con la misión con la cual se había comprometido. Su fallecimiento se produce en un fin de semana en el cual también falleció en el Everest el macedonio Gjeorgi Petkov de 63 años. A lo largo de esta temporada han subido al Everest más de 340 alpinistas, pero otros muchos se han tenido que retirar debido a lo complicado del objetivo. Aunque supone un gran reto, esto no impide que sean muchos los alpinistas que se marcan esta misión en la vida para sentir que han alcanzado el máximo de su nivel.

Foto: skeeze

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 4,00 de 5)
4 5 1
Loading ... Loading ...