¿Quién fue Bernardo Bertolucci?

Bernardo Bertolucci ha fallecido víctima de un cáncer dejando a su paso una carrera de éxito y polémica.

Bernardo Bertolucci

El cineasta italiano Bernardo Bertolucci ha fallecido a los 77 años en Roma víctima de un cáncer, según ha informado en un comunicado la Asociación Italiana de Entretenimiento (AGIS). También han indicado que llevaba luchando varios años contra el cáncer y que actualmente se encontraba en silla de ruedas tras problemas ocasionados por una operación quirúrgica de hernia de disco.

El féretro del director se ha instalado en una sala del ayuntamiento de la capital italiana que está reservada para ocasiones especiales y por la que están pasando numerosas personas que quieren darle el último adiós al cineasta. La familia de Bertolucci ha recibido numerosas muestras de cariño por parte de sus seguidores y compañeros de profesión. Antonio Banderas ha utilizado Twitter para decir: “Nos deja un gran hombre de cine. Gracias por tanto”.

Así mismo, muchas personalidades italianas como la alcaldesa de Roma, Virginia Raggi, se ha despedido en redes sociales con el siguiente texto: “Adiós al gran maestro Bernardo Bertolucci, con su trabajo y sus obras maestras marcó para siempre la historia del cine mundial. Toda Italia le rinde homenaje”.
El italiano no contará con un funeral religioso porque se declaró ateo en varias ocasiones, pero se celebrará un acto en su honor en el teatro Argentina de Roma.

Bertolucci es considerado como uno de los grandes maestros del cine italiano, ya que durante su vida profesional ha rodado numerosas películas de gran éxito como Novecento, El último emperador o El último tango en París. A su vez ha sido ganador de numerosos premios como los prestigiosos Oscar, el León de Oro a la carrera en el Festival de Venecia en 2007, la Palma de Oro honoraria en el Festival de Cannes en 2011 o la estrella del Paseo de la fama de Hollywood, entre muchos otros.

El italiano Bernardo Bertolucci

El cineasta nació en Parma en 1940 en el seno de una familia que amaba las artes y la poesía. Estudió literatura moderna en la Universidad de Roma y comenzó a escribir con tan solo 15 años para ser escritor como su padre. Poco a poco dejó a un lado el mundo de la escritura y empezó a enamorarse del cine, siendo ayudante de Pier Pasolini. Este le enseñó las técnicas de la gran pantalla y Bertolucci decidió abandonar sus estudios para dedicarse de lleno a lo que realmente le apasionaba.

En 1973 con la película El último tango en París empezó a despegar de manera internacional gracias a que recibió dos nominaciones a los Oscar y otras dos a los Globos de Oro. Aunque finalmente no se llevó ninguna estatuilla, su film fue muy polémico y comentado porque narraba cómo dos actores encarnados por Marlon Brando y María Schneider copulaban en un piso de París. El autor quería crear una obra que mezclara la pornografía con el erotismo y sin duda lo consiguió, ya que en aquella época era algo inusual ver este tipo de escenas e incluso algunos países como España censuraron la película. Además, Bertolucci, en algunas entrevistas concedidas a la prensa, dejaba entender que la temática de esta producción estaba inspirada en un deseo personal.

Después de la fama que le acarreó su película erótica quiso dirigir un drama llamado Novecento. Este narraba cómo era la vida de una familia en el campo italiano durante la Gran Guerra y el Fascismo. Para ello contó con grandes actores como Robert de Niro, Gérad Depardieu o Stefania Sandrelli, entre otros.
No fue hasta 1987 cuando recibió 9 Oscar y 39 galardones internacionales por la película El último emperador, que contaba la historia de Pu Yi, el último representante de la dinastía manchú que fue nombrado emperador a los 2 años de edad y vivió recluido dentro de la Ciudad Prohibida, donde era adorado como una divinidad por 500 millones de personas. Esta película también fue muy significativa, ya que fue la primera que obtuvo permiso para ser grabada dentro de la Ciudad Prohibida.

Seis años después de su afamada película estrenó El pequeño Buda, donde narraba que unos monjes budistas creían que su maestro se había reencarnado en un joven de Estados Unidos. Más tarde concretamente en 2003, dirigió Soñadores para contar cómo dos hermanas gemelas practican juegos sexuales con un estudiante. Y por último en 2012 dirigió Tú y Yo para tratar el tema de la juventud.
Bertolucci no solo ha sido director, sino que también fue guionista. Destacó en 1968 con Hasta que llegó su hora, película dirigida por Sergio Leone que es una de los mejores spaguetti western que se han hecho en el mundo cinematográfico. Nunca dejó de realizar guiones. De hecho, a pesar de su delicado estado de salud dejó escrito su último guion, llamado The Eco Chamber. Con el fallecimiento de Bertolucci, el mundo del cine ha quedado huérfano, aunque quedarán para la posteridad todas las grandes películas que nos ha regalado en estos años y las polémicas que ha generado.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...