¿Quién es Iñaki Urdangarín?

Exestrella del balonmano, el Duque de Palma está imputado por malversación de fondos en el caso Nóos, lo que le ha supuesto ser apartado de la Casa Real. Esto no ha evitado manchar el nombre de la Monarquía.

Iñaki Urdangarín, Duque de Palma, es el yerno del Rey. En la mayoría de países con monarquía, esto debería suponer que sus apariciones en los medios de comunicación deberían limitarse a las páginas de la prensa rosa o su asistencia a acontecimientos de toda índole, como inauguraciones, recepciones o competiciones deportivas.

Pero lejos de ello, cuando el juez Castro lo imputó en diciembre de 2011 por el escándalo del Instituto Nóos ganó protagonismo en las páginas de tribunales de la misma forma que lo perdía como representante de la Casa Real, hasta el punto que su biografía ha sido eliminada de su web.

Urdangarín nació en Zumárraga, Guipúzcoa, en 1968, aunque pronto se trasladó a Barcelona. Allí empezó a jugar al balonmano, y a los 18 años ingresó en el F.C. Barcelona, equipo en el que desarrolló su carrera deportiva hasta su retirada en el 2000. En esos 14 años ganó 10 ligas y seis Copas de Europa, además de la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Atlanta’96 y Sidney ‘2000 y el Europeo de Croacia, también en 2000. Paralelamente, estudio Ciencias Empresariales en la Universidad Central de Barcelona y Administración y Dirección de Empresas y Master en Business Administration en ESADE.

En los Juegos de Atlanta conoció a la Infanta Cristina, con la que se casó en 1997 en la Catedral de Barcelona. Juntos han tenido cuatro hijos, Juan Valentín, Pablo Nicolás Sebastián, Miguel e Irene, que ocupan los puestos del octavo al decimoprimero en la línea sucesoria.

Tras retirarse del balonmano, se convirtió en miembro del Comité Olímpico Español y consiguió un puesto de trabajo en Telefónica y como consejero en Berstelmann. En 2009 se mudó a Washington con su familia, a priori, para ejercer como coordinador de las actividades en la región, aunque tras el descubrimiento del caso Nóos gana fuerza la teoría de que con el cambio de aires buscaba mantenerse alejado de las sospechas sobre el instituto Nóos, fundado junto a su socio Diego Torres en 2004.

En 2011 empiezan los rumores sobre la implicació de Urdangarín en una investigación de Anticorrupción por los convenios firmados entre Nóos, entonces presidido por el Duque, y el gobierno Balear. Los rumores se confirman con el registro de la sede de Nóos en noviembre y la imputación de Urdangarín en diciembre. Se les acusa de falsedad documental, prevaricación, malversación y fraude a la Administración.

Una de las imágenes más morbosas la dejó el 25 y 26 de febrero, cuando acudió a declarar ante el juez en dos sesiones que llegaron a las 22 horas. Apartado de la Familia Real desde hace tiempo, el juez Castro ha impuesto una fianza de 8’1 millones de euros para él y su socio, y lo ha acusado de utilizar a la Infanta como gancho en sus negocios. Habrá que ver como acaba este culebrón digno de los mejores guionistas televisivos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...