¿Quién es el pequeño Nicolás?

El joven de veinte años ha sido detenido por fingir ser asesor del Gobierno, falsificación de documentos oficiales, estafa y usurpación de funciones públicas.

Con tan sólo veinte años de edad, el pequeño Nicolás se ha convertido en el nombre del momento. El joven ha sido detenido por fingir ser asesor del Gobierno, por falsificación de documentos oficiales, por estafa y usurpación de funciones públicas.

Según las fotografías del pequeño Nicolás en su perfil de Facebook, el joven de veinte años tenía contactos con la cúpula de la CEOE, con empresarios de prestigio, personajes mediáticos y hasta con José María Aznar. Además, el pequeño Nicolás estuvo en la proclamación de Felipe VI como rey de España y tenía seguridad privada.

De forma más concreta y según se ha podido conocer, Nicolás habría presumido de tener contactos con la Casa Real e incluso podría haber llegado a hablar con Juan Carlos para intentar retirar la imputación de la infanta Cristina en el caso Nóos. El joven de veinte años estuvo en la proclamación de Felipe VI como rey de España sin que nadie pudiera sospechar quién era en realidad.

Además, Nicolás siempre iba acompañado de seguridad privada con armas y tenía acceso a bases de datos policiales e incluso a los pinchazos telefónicos. Según publica el diario ‘El Mundo’, el joven de veinte años realizaba siempre una misma estrategia: pedir el teléfono móvil a su interlocutor con la excusa de instalarle una aplicación y memorizar los números que le interesaban.

Resulta raro y sospechoso que un joven de veinte años haya conseguido engañar a tantas personas y sortear las medidas de seguridad en todos los eventos. Para muchos, Nicolás tenía don de palabra pero con eso no es suficiente ya que llegó a decir que era asesor del Gobierno, que mantenía relaciones con la Casa Real y que pertenecía al Centro Nacional de Inteligencia.

Nadie de su entorno más próximo conocía la doble vida del pequeño Nicolás, un estudiante de derecho en el Colegio Universitario de Estudios Financieros (CUNEF) que llevaba una vida paralela y rodeada de lujo y política.

De los desayunos con ministros, coches escolta, viajes y fiestas en yates, palco en el Santiago Bernabéu, la coronación del rey Felipe VI y de reunirse con las barandas del Ibex-35 a pasar una temporada en la cárcel por fingir ser asesor del Gobierno, por falsificación de documentos oficiales, por estafa y usurpación de funciones públicas. Esta es la nueva vida del pequeño Nicolás. Todo por crear una vida paralela llena de falacias.

Por último y según afirman los vecinos, el pequeño Nicolás podría haber utilizado un chalet ubicado en el barrio de ‘El Viso’ en Madrid para realizar fiestas.

VÍA/ Libertad Digital

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...