¿Qué sucedió el 3 de julio de 2006 en Valencia?

Se produjo el accidente más grave de metro en la historia de España, murieron 43 personas y 47 resultaron heridas.

metro valencia

¿Cuál ha sido el mayor accidente de Metro sucedido en España? ¿El 11-M? No, que va. Lo más curioso es que el accidente más grave en la historia de España es el menos conocido por los ciudadanos, o por lo menos eso creían los políticos valencianos que hasta hace unos meses tenían la sartén por el mango. Miles de preguntas, de incógnitas, supuestas declaraciones falsas y ninguna respuesta, eso es lo que rodea a la tragedia del accidente de Metrovalencia de 2006 en la estación de Jesús, en el que murieron 43 personas y 47 resultaron heridas.

Pero, ¿que sucedió realmente el 3 de julio de 2006 en Valencia? Esa semana era crucial para la capital de la Comunidad Valenciana. ¿El motivo? La visita del papa a la capital del Turia. Días antes de esta visita tan celestial, la línea 1 del metro de Valencia tuvo un gran problema que acabó con la vida de varias personas y otras tantas resultaron heridas, pero la población a penas se enteró. La mayor tragedia de metro en España quedó totalmente oculta por la visita del papa y casi siete años después se descubre la verdad. Este accidente fue en la época en la que Francisco Camps era presidente.

Lo que tanto políticos como trabajadores de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) dijeron es que el accidente se produjo por exceso de velocidad por lo que el tren descarriló a escasos 50 metros de la estación de Jesús, ahora llamada estación de Joaquín Sorrolla-Jesús. El principal culpable fue el maquinista Joaquín Pardo, que falleció en el accidente, o eso dijeron.

Sin embargo para muchos el accidente se podría haber evitado simplemente con un cambio en el sistema de seguridad. Me refiero a que la Línea 1 en esos momentos contaba con Frenado Automático Puntual (FAP) y no con la Protección Automática de Trenes (ATP). El frenado automático podría haber evitado el accidente y no la señal ubicada en ese punto marcando el límite de velocidad.

Pero no solo es eso, con los años un trabajador de FGV ha manifestado que días antes del accidente se cambiaron las ventanas de cristales por protección de plástico, supuestamente para evitar que los vándalos rompieran los cristales con piedras. Esto podría haber supuesto un hándicap más al accidente ya que la gente salió despedida desde sus asientos.

Ahora es cuando se conoce que todas las declaraciones de los políticos y trabajadores de FGV no fueron del todo ciertas. Se ha demostrado que Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana contrató, ese mismo año, a una consultora para aleccionar a los técnicos antes de comparecer en las Cortes Valencianas. Esta consultora se llama HM & Sanchis y fue contratada por 621.000 euros, obviamente, de presupuesto público. El principal objetivo era declarar que el accidente fue “inevitable” y no un fallo en el sistema.

María Gracia, exgerente de FGV, está imputada por pactar el mensaje oficial que tenían que dar sus trabajadores. Un informe de 23 páginas en el que se encontraban las posibles preguntas y respuestas que debían dar en la comparecencia en las Cortes Valencianes. Se incluía estrategias discursivas y gestuales para sentirse seguro antes las preguntas de los diputados.

Mientras, Juan Cotino, presidente de las Cortes Valencianas y una de las figuras más importantes en este accidente, huye de las cámaras y de las preguntas sobre si ofertó trabajo a las víctimas del accidente por su silencio. El accidente más grave de metro en la historia de España sucedió el 3 de julio de 2006 en Valencia. Tras siete años de silencio, por fin, se conocen los datos sobre el accidente.

FOTO/ chatani

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...