¿Qué son los secuestros virtuales?

España está sufriendo un crecimiento de los secuestros virtuales, especialmente por parte de personas del extranjero.

Secuestros virtuales

Es posible que hayáis escuchado el término en la prensa. Los secuestros virtuales se han convertido en tema de debate y de preocupación en España en los últimos meses, aunque se trata de un concepto que viene del extranjero. La definición más directa nos lleva a entender que se trata de un tipo de secuestro que no se produce como tal, sino que se representa a modo de teatrillo y estafa con el objetivo de obtener dinero con rapidez.

El proceso comienza con una persona recibiendo un aviso sobre el secuestro que ha sido realizado en momentos recientes de uno de sus familiares o seres queridos. Pongamos, por ejemplo, que un hombre recibe la llamada avisándole del secuestro de su hermana. Los secuestradores le solicitan al familiar de la víctima un dinero correspondiente para que se produzca la liberación del secuestrado. El pago se tiene que hacer prácticamente de inmediato, puesto que el modus operandi de estos delincuentes requiere mucha velocidad en los distintos pasos que realizan.

Pero los estafadores, en realidad, se lo están inventando todo. Aunque proporcionan datos que ayudan a hacer la historia más real, la hermana del hombre que recibe la llamada no está secuestrada. Posiblemente se encuentre en algún lugar tranquilamente, sin que exista el delito de secuestro propiamente dicho. Es, por lo tanto, una estafa.

Los estafadores se aprovechan del riesgo y del miedo de quien recibe la llamada, que posiblemente no pensará con la cabeza y actuará simplemente según lo que le digan los secuestradores. Ingresará el dinero usando una aplicación del móvil o realizará otro tipo de operación similar que le dejará sin el dinero en cuestión en minutos. Los estafadores desaparecerán y todo habrá terminado. ¿Qué ocurriría si el hombre que recibe la llamada lo piensa fríamente y decide llamar a su hermana para ver si se encuentra bien? Es posible que se sorprendiera al ver que su hermana responde al teléfono sin ningún tipo de problema.

Pero en algunos casos los secuestradores virtuales también están desarrollando técnicas para que sea posible no ponerse en contacto con la supuesta secuestrada. Estudian y analizan sus vidas, sus costumbres y sus horarios y hacen las llamadas en momentos que, por ejemplo, saben que no pueden responder (por estar en clase, en el trabajo o por encontrarse en un lugar fuera de cobertura). Ahora con la playa en verano, el riesgo y las posibilidades de desconexión son mayores, así que hay que tener mucho cuidado.

Foto: Buecherwurm_65

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...