¿Qué secreto tienen los japoneses para vivir tantos años?

La sociedad japonesa se está habituando a la idea de poder vivir 100 años, algo que las estadísticas del país confirman.

Vida de los japoneses

Da igual cuántas vueltas demos al asunto desde continentes como América o Europa, porque ya sea por un ritmo de vida estresante, por la alta contaminación o por un sinfín de efectos que pueden contribuir a ello, lo verdaderamente cierto es que nosotros no podemos considerarnos continentes longevos. Más vale aceptarlo cuanto antes y empezar a fijarnos en lugares del mundo que sí parecen tener las claves para vivir más años, y lo que es más importante, vivirlos de la mejor forma posible.

Unos dirán que es la alimentación, otros dirán que es por el ejercicio, otros que a causa del clima e incluso alguno afirmará que el secreto de una vida longeva es tener una vida sexual plena. No tenemos ni idea de cuáles son las verdaderas claves, pero países como Japón parecen tener guardados los consejos ideales para vivir más años.

Y no lo decimos nosotros: recientemente el país nipón ha hecho público un informe de su Ministerio de Salud que afirma que existen más de 67.000 personas en el país que tienen 100 años o más. Este es un crecimiento más que amplio si tenemos en cuenta que, el primer año que el país decidió empezar a contar este tipo de estadísticas, 1965, solo había 153 ciudadanos centenarios. La pregunta es, ¿cómo se prepara un país para convivir con población de una edad tan elevada?

En Japón, que sin duda es uno de los países que ya está poniendo en práctica la vida con personas de 100 años, su Primer Ministro Shinzo Abe puso en marcha un consejo especial para diseñar una sociedad preparada para acoger a las personas de esta edad. Este comité se encarga de analizar y reformar las políticas necesarias para que el país esté preparado para acoger cada vez a más personas de este rango de edad. Sin embargo, este no es el único asunto al que tiene que enfrentarse Japón.

Y es que el 27 % de la población de este país es mayor de 65 años, lo que significa que se necesita dinero para las pensiones y este tipo de gestiones derivadas. Esto, que a priori no debería suponer un problema por la gran cantidad de personas viviendo en Japón para contribuir al pago de estos servicios, realmente sí lo es debido a su poco porcentaje de natalidad. Ya son 37 los años en los que el índice de natalidad baja en el país y esto significa que no hay suficientes personas en edad laboral para poder cubrir todos los gastos que supone este aumento de población anciana. Se calcula, de hecho, que para 2060 la población de Japón habrá bajado de los 126 millones (aproximados) que tiene en la actualidad hasta los 86.

Osaka vida

Puesto que este no es un asunto para el que tengan que prepararse en un futuro, sino que es una situación a la que ya se están enfrentando, los entendidos de gerontología del país ya se están apresurando en que las medidas necesarias empiecen a aplicarse enseguida. Por ejemplo, la de aumentar la edad de jubilación de 60 a 65 años, y dejar que aquellos que quieran trabajar más años, lo hagan. En este sentido, habrá cambios en lo que respecta a trabajos con flexibilidad para ayudar a que la gente pueda quedarse más años sin problema, e incluso inteligencias artificiales que, lejos de reducir los puestos de trabajo, ayuden a las personas de mayor edad a seguir formando parte de su empresa varios años más.

Sin embargo, no todo lo que rodea al crecimiento de la población anciana tiene por qué ser negativo y Japón está experimentando los efectos positivos de este fenómeno: es el momento de crear negocios dirigidos especialmente a ellos. Por este motivo, se están abriendo gimnasios dedicados a este segmento de población o fabricando robots cuidadores (con todos los costes y las personas que se necesitan para este menester). Lo importante es saber ver en esta situación la parte positiva para el resto de la población japonesa. Y, a su vez, que esta también se conciencie de la importancia de mantenerse activa y de llegar a esa avanzada edad en la mayor forma posible, tanto física como mental.

Este es el reto de la sociedad japonesa y, puede que algún día, también sea el reto del resto de la población mundial: aprender a concebir una vida a partir de los 60 tan plena como la que se ha tenido hasta esa edad para que, con el paso del tiempo, todos estemos acostumbrados a convivir con la longevidad a nuestro alrededor. ¿Conseguirán adaptarse pronto a este modelo los japoneses? Y, aún más importante, ¿cómo de positivo será para su sociedad que la población de avanzada edad siga en el entorno laboral más tiempo del indicado? Las respuestas nos llegarán antes de lo que imaginamos.

¿Queremos vivir tanto como ellos? Apuntemos algunos consejos: una buena alimentación, una vida activa con deporte, aunque sea de nivel suave, mantener la mente siempre ocupada y nunca estancarse en una vida pasiva.

Foto: MasashiWakuihuweijie07170

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...