¿Qué público debería ver la película La fiesta de las salchichas?

Respondemos a las dudas sobre si La fiesta de las salchichas es o no una película enfocada al público infantil.

La fiesta de las salchichas

Este viernes siete de octubre se estrena la producción La fiesta de las salchichas, que está catalogada como la primera película de animación para adultos. Un adjetivo que vemos un poco exagerado teniendo en cuenta que en otros casos ya nos hemos encontrado con films de este tipo dirigidos a un público adulto, como la inolvidable South Park: Más grande, más largo y sin cortes de 1999.

Hemos creído conveniente hablar de esta película debido a que lo más probable es que se vuelva a producir la confusión entre los espectadores. Tal y como ocurrió con el estreno de la película de superhéroes Deadpool, una versión salvaje de este género dirigida exclusivamente al público adulto, es más que probable que con este nuevo estreno se produzca más de un inconveniente. Por ejemplo, padres que lleven a sus hijos pequeños al cine diciendo “vamos a ver la película de las salchichas” pensando que será para todos los públicos cuando, en realidad, es mucho más bestia y fuerte.

Porque aunque el director de La fiesta de las salchichas es un cineasta que tiene mucha experiencia en cine infantil al haber rodado cintas como Shrek 2 o Madagascar 3, lo cierto es que la película no debería ser consumida por ningún niño.

El principal motivo por el cual no debemos llevar a los niños a ver esta película es porque su argumento, sus diálogos y sus escenas apuestan de forma constante por el sexo, por la sátira hacia la sociedad y por la búsqueda de un enfoque ofensivo de la religión. Y no es que ninguno de estos temas sea especialmente controvertido para los adultos, porque todos estamos habituados a la crítica y es algo que nos encanta, pero para los niños no es algo que resulte adecuado. Primero, porque no entenderán qué es lo que está ocurriendo en pantalla, y segundo porque quizá los comentarios son demasiado fuertes para ellos.

En esta misma línea diríamos que recomendaríamos que la película tampoco fuera consumida por personas muy creyentes, puesto que se van a encontrar con una historia que quizá les ofenda. Quienes tengan prejuicios, no toleren ver productos alimenticios hablando de sexo o haciendo bromas guarras y aquellos que no dispongan de tolerancia, tampoco deberían verla. Todos los demás se van a encontrar con una película salvaje y original, en la cual sus personajes se desmadran para vivir una de las aventuras más extrañas del cine.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...