¿Qué problema hay con las cazas de brujas en la India rural?

En India hay un serio problema con las cazas de brujas por parte de hombres que no ven con buenos ojos a ciertas mujeres.

Problema India

El concepto de caza de brujas se conoce desde hace mucho tiempo, principalmente por los sucesos y persecuciones que se llevaron a cabo en algunos países de Europa en la Edad Media o también por los juicios realizados en Salem en Massachusetts a finales del siglo XVII. En ambas ocasiones, el objetivo era perseguir y matar a mujeres consideradas “brujas”, puesto que se pensaba que eran hechiceras o realizaban acciones “poco ortodoxas” por aquel entonces. Por este motivo muchas fueron las mujeres que murieron en esos momentos de la historia.

Sin embargo, la caza de brujas no es algo que desgraciadamente haya quedado en el pasado. A día de hoy, en algunas regiones, sobre todo en las zonas más rurales de India, se sigue persiguiendo a muchas mujeres, quizás no con el mismo motivo pero sí que hay similitudes, puesto que la mayoría de ellas son acusadas de “brujas”. En China o Tanzania es habitual ver persecuciones y ataques a mujeres, de hecho en 2016 en Tanzania murieron alrededor de 400. Pero si hay una región en la que la caza de brujas es cada vez más acusada, sin duda se trata de India.

Es cierto que dependiendo de la región y del periodo de tiempo en el que nos encontremos, hay que tener en cuenta unos factores u otros para “entender” esta caza de brujas. Sin embargo, hay dos puntos que siempre están presentes en todos los ataques, por un lado la misoginia y por otro el deseo de castigar a la mujer, de dominarla. En un mundo en el que el hombre siempre tiene el poder es fácil pensar que las leyes y normativas de estos países no vean tan “extraño” que una mujer pueda ser atacada o incluso asesinada. Principalmente si no obedecen a las normas culturales que están establecidas, normas que difieren bastante de lo que conocemos en el mundo Occidental.

El caso de la India debe ser analizado. En las aldeas rurales es donde existe un mayor número de ataques y la mayoría de ellos parten de una misma razón: la “brujería”. Las mujeres en estas regiones son acusadas de ser hechiceras. Pero esto es una afirmación más que absurda, más bien estos ataques se producen porque algunos hombres de la zona se muestran celosos si las mujeres tienen propiedades o cuentan con tierras fértiles, por ejemplo. Sin ir más lejos podemos hablar de la historia de Samta.

Samta es una mujer que se dedica a ofrecer a los aldeanos hierbas curativas y consejos de salud de forma gratuita. Su único objetivo es ayudar a los demás. Parece ser que esta práctica no ha gustado demasiado a un hombre “curandero” de la región, un hombre al que denominan santo, ya que su principal negocio es proporcionar hierbas medicinales y realizar sacrificios y rituales a cambio de un precio más o menos elevado. Si Samta lo hace gratis, su negocio se va a pique. Por este motivo, Samta ha sido atacada y acusada de brujería. Un grupo de hombres llegó un buen día a su puerta y le pegaron con los puños, los pies e incluso con varillas metálicas hasta dejarla en un estado crítico.

mujer India

A pesar de que Samta denunció los hechos, apenas se pudo hacer nada debido a que estos hombres eran muy poderosos en la zona. La región donde vive Samta es Dang en Gujarat, una de las zonas que presenta un mayor número de ataques y muertes de mujeres. Algo parecido le ocurrió a Maahi, otra mujer de unos 60 años de edad que también fue acusada de brujería. Sin embargo, la verdadera razón por la que Maahi fue atacada es porque es propietaria de una tierra fértil muy productiva y algunos hombres de la zona querían arrebatarle sus terrenos.

Además de lo que acabamos de contar sobre Samta o Maahi, en la región rural de la India hay muchas historias similares. Según fuentes oficiales de la Oficina Nacional de Registros Criminales, desde el año 2000 más de 2.500 personas se han visto atacadas en estas regiones y en su gran mayoría las víctimas han sido mujeres. Pero todo esto va más allá, puesto que mientras los hombres de la zona intentan arrebatar las tierras a las mujeres, de forma simultánea el gobierno de la India está haciéndose con estos terrenos poco a poco para poder construir presas hidroeléctricas, por lo que de aquí a un tiempo muchas de esas tierras serán todo agua y se perderán.

¿Qué hacen los activistas?

Debido a la situación que se da en buena parte del país, muchos son los activistas que llevan a cabo múltiples acciones para frenar estos ataques y proteger así a las mujeres que viven en las zonas rurales. Por ejemplo, el Centro para la Justicia Social es una organización que vela por el derecho de la mujer. Para ello utilizan el sistema legal establecido. Nikita Sonavane, abogada de 25 años, trabaja en este centro y junto a su compañero Rameshbai Dhoom investigan las causas de los ataques o de los fallecimientos para poder mejorar este tipo de situaciones y que la ley ampare a las víctimas. Además, suelen visitar las aldeas explicando qué es la Ley de Derechos Forestales en la que las mujeres pueden basarse para conservar sus tierras.

India mujer

Anandi es otra organización sin ánimo de lucro que fomenta la solidaridad entre las mujeres que han sido atacadas para que se ayuden mutuamente y puedan hacer frente a este tipo de situaciones. Y también existen otras ONGs que suelen manifestarse en contra de la violencia, siendo un buen ejemplo Birubala Rabha en el estado de Assam, donde se han producido un mayor número de ataques y fallecimientos. De igual modo, la educación es otra de las armas que utilizan los activistas para mejorar la situación de las mujeres de las zonas rurales. Muchos de ellos se dirigen a las regiones más conflictivas para que las féminas conozcan bien el porqué se dan estas situaciones, así como intentan que dejen de pensar que son “brujas”, explicándoles que por ejemplo las enfermedades no se desarrollan a causa de algún hechizo sino más bien por problemas de la tierra o la mala limpieza del agua, entre otras cosas.

Pero está claro que el mundo tiene mucho trabajo que hacer en relación a esto, dado que en cierta manera sorprende que pueda haber regiones del planeta donde se sucedan este tipo de incidentes. El trabajo que realizan las organizaciones que ya ayudan a las mujeres en India y que buscan que su forma de vivir sea más segura y tranquila es encomiable. La buena noticia de esto es que su ejemplo está siendo tenido en cuenta por otras organizaciones y por más personas que quieren colaborar no para cambiar la cultura de las regiones rurales, pero sí para hacer entender que ciertas cosas quedaron en el pasado y que conceptos como la caza de brujas son absurdos en la actualidad. Velar por la seguridad de las personas y de los inocentes, sean mujeres, hombres o niños, se convierte en una necesidad y en algo que cada vez más personas están difundiendo para que el mundo pueda llegar a ser un lugar mejor en todos los rincones del mismo por alejados que estén.

Vía: Self

Foto: AllinochFree-PhotosPexels

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...