¿Qué ocurrirá con los personajes de La que se avecina en 2020?

Comienza el año y sabemos que el plató donde se graba La que se avecina ya no estará disponible para la serie, lo que implicará cambios.

Qué ocurrirá con los personajes de La que se avecina en 2020

Actualmente hay muchas contradicciones relacionadas con el futuro de la serie La que se avecina. Esta producción de comedia, segunda serie más longeva en activo en la historia de la televisión por detrás de Cuéntame cómo pasó, está alterando su estabilidad por muchos factores. Sus creadores hablan de lo que está por venir, pero ni siquiera en sus declaraciones encontramos un poco de estabilidad que nos lleve a tener claro qué es lo que va a pasar, dado que se ha hablado de final de serie, de spin-offs, de continuación de una manera muy distinta… Se ha dicho tanto que al final nos liamos.

Hasta hace poco teníamos bastante claro que La que se avecina terminaría y que continuaría con La que se avecina 2, una continuación que seguiría el mismo camino, pero que aprovecharía el reinicio para hacer algunos cambios. La modificación más relevante sería que muchos personajes abandonarían la serie y que posiblemente se introducirían otros nuevos.

Pero recientemente se produjo otro cambio de tercio que nos ha despistado. Todo comienza cuando no avanzan con buen ritmo las negociaciones entre la productora y el equipo de propietarios del plató donde se graba la serie. El contrato de alquiler vence y las negociaciones para renovarlo no han llegado a buen rumbo. Debido a ello, Montepinar tiene los días contados.

Este es un cambio drástico, dado que los estudios y el plató donde se realiza el rodaje de La que se avecina es exactamente el mismo lugar donde también se grababa Aquí no hay quien viva en el pasado. Esa armonía que existía en el entorno se va a cambiar de forma radical por la necesidad de buscar otro lugar para continuar con el rodaje y con la historia.

Ya pensábamos que estaba decidido que La que se avecina diera el relevo a una secuela distinta como decíamos, pero tras la situación con el plató, uno de los creadores de la serie publicó en Twitter una encuesta para que los espectadores opinaran sobre qué querían que hicieran debido a este punto de inflexión. Una de las opciones era que los vecinos de Montepinar se mudaran a otro edificio. Habría que escribir un guion para un episodio en el que el cambio quedara reflejado de una manera coherente.

La que se avecina escena

Si hacemos memoria, el final de Aquí no hay quien viva también habla del final del edificio, por lo que se podría hacer algo similar. Por otro lado, los vecinos de Montepinar ya han residido durante ciertas temporadas fuera del edificio y los resultados han sido buenos. A la audiencia le gustan los personajes independientemente de dónde residan. Por ello, mudar los vecinos a otro lugar, podría ser una idea perfecta. Además, a los guionistas les abriría miles de posibilidades sobre nuevas historias y argumentos aprovechando el cambio, teniendo al menos una temporada de proceso de cambio hasta que todo volviera a la «normalidad».

La segunda de las opciones que se daba a los fans era que se recreara Montepinar en su totalidad dentro de otro plató. Esto permitiría mantener el status quo actual y que todo mantuviera la lógica actual. Pero si tenemos en cuenta que ya se comentaba lo del cambio de rumbo, así como lo complicado que sería representar Montepinar al 100%, se convierte en una idea más bien regular. Y por último, la tercera propuesta era que en vez de seguir con La que se avecina se rodaran algunos spin-off de personajes concretos. Por ejemplo, una serie de Antonio Recio o una de Amador.

Al final casi un 70% de los votos ha apoyado que los vecinos se muden a otro edificio, mientras que en segunda posición ha quedado la recreación de Montepinar en otro plató. Lo que no convence a los espectadores es la idea de los spin-off, algo en lo cual no se puede estar más de acuerdo. Por mucho que haya medios que argumenten que La que se avecina funcionó siendo un spin-off de Aquí no hay quien viva, lo cierto es que no se trató de un spin-off, dado que ambas series no están unidas por una misma historia o punto en común. Son series distintas. Un spin-off de La que se avecina implicaría continuar la historia de personajes que ya conocemos y es poco sencillo conseguir que una serie sobre un único personaje mantenga el interés temporada tras temporada.

El futuro de la serie

Por lo tanto, está claro que el futuro de La que se avecina es incierto y que no sabemos exactamente qué va a ocurrir con los personajes o con la serie. Cruzamos los dedos para que el resultado sea el más conveniente para todos, que se produzca una mudanza y que esto abra la oportunidad del cambio de aires que necesitan algunas de las historias. Hay algunos actores que ya han dicho que no estarán en la nueva versión de La que se avecina, como es el caso de Pablo Chiapella, que mencionó que Amador no tendría espacio en este nuevo concepto, aunque el actor menciona sentirse muy contento con la fórmula de grabación actual de la serie.

La que se avecina boda

También se habla sobre retornos de personajes desaparecidos, sobre la posibilidad de que algún otro actor de Aquí no hay quien viva que todavía no ha pisado Montepinar lo pueda hacer para cerrar el círculo y que la comedia reciba novedades frescas de otros estilos. Las ideas que se nos pueden ocurrir para el futuro de la ficción son numerosas. A nosotros se nos pasa por la cabeza que La que se avecina llegue a producir una colisión con el mundo de Aquí no hay quien viva, aunque solo sea durante un episodio. Pongamos que Montepinar sufre algún tipo de problema, de nuevo, y los vecinos se tienen que mudar. Tienen su indemnización y lo que necesitan es buscar otro lugar donde residir. Sabemos que el edificio de Desengaño 21 de Aquí no hay quien viva no quedó en buen estado y que los vecinos se mudaron a otro lugar con el dinero recibido.

Pues digamos que entre las comunidades que los vecinos de Montepinar están mirando para comprar y mudarse se encuentran en un episodio divertido y curioso con el nuevo lugar donde han elegido vivir los vecinos de Aquí no hay quien viva. El encuentro podría ser alocado, dado que los propios actores de La que se avecina, al menos algunos, tendrían la ocasión de representar sus papeles clásicos con los que se dieron a conocer ante la audiencia en los primeros tiempos. Habría encuentros de lo más variados, guiños y, sobre todo, tendríamos la oportunidad de saber qué ha ocurrido con los vecinos de Aquí no hay quien viva después de tanto tiempo. El ataque de nostalgia que produciría volver a ver a Emilio barriendo el portal, a Juan Cuesta con su perfil de profesor o a Mauri, entre otros, sería algo que llevaría a que la audiencia se disparase.

Y sería el momento perfecto para hacer justicia a muchos de los actores de Aquí no hay quien viva que no han terminado de encajar en La que se avecina o cuyos papeles fueron meramente anecdóticos hasta desaparecer. ¿Qué os parece la idea? No olvidemos que la nostalgia es uno de los sentimientos más poderosos que mueven el mundo ahora mismo, especialmente en la televisión.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...