¿Qué ocurre con los deberes en España?

Los deberes son un asunto de debate en España a la vista de que se registran críticas habituales sobre si se dan en grandes cantidades.

Deberes

Desde hace algunos años en España se ha abierto un debate acerca de los deberes que se les mandan a los niños fuera del horario lectivo. Para muchas personas este debate no tiene razón de ser, puesto que alegan que toda la vida los niños han tenido tareas que hacer fuera del colegio y nadie se ha quejado. Sin embargo, los tiempos cambian y la metodología educativa ha ido modificándose para adaptarse a los nuevos tiempos.

Dentro de este contexto ha surgido un problema del que no está siendo tan fácil salir. Los expertos aseguran que la carga de deberes que están teniendo los niños en la actualidad es sumamente excesiva y que esto está provocando problemas en los infantes, dado que no están dando los resultados que se esperaban. Cada vez hay más centros escolares que se están decantando por usar nuevas técnicas con el objetivo de aumentar las capacidades de los niños, desarrollar su creatividad y sobre todo, que se motiven al 100% a la hora de ir a la escuela. Precisamente este es uno de los problemas que más preocupa, ya que cada vez con más frecuencia los niños no quieren ir al colegio, les aburre, les da pereza y en gran medida la culpa se dice que la tienen la gran cantidad de deberes que tienen que hacer a lo largo de la tarde después de clase.

Si bien es cierto que las tareas extra cuentan con seguidores y detractores, también hay que tener en mente que la forma de mandar deberes podría necesitar un cambio. Muchos expertos creen que las tareas no deben eliminarse, pero sí que hay que reducirlas en cierta medida. Según los últimos datos ofrecidos por la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) actualmente los niños de la mayoría de centros escolares españoles dedican más de 6 horas a sus tareas fuera del colegio. Una cifra que sitúa a España en el quinto país que manda más deberes teniendo en cuenta que la media europea se encuentra alrededor de las 4.9 horas. Ante esta situación los organismos oficiales ya están poniendo en marcha algunas iniciativas para limitar las tareas que reciben los niños y que tienen que hacer en horario no lectivo.

Deberes… ¿sí o no?

El debate está servido. ¿Mandar deberes es una idea anticuada y propia de la educación del pasado o se trata de un recurso conveniente incluso en la actualidad? Podemos decir que mandar tareas a los niños puede traer beneficios. Entre otras cosas, destacamos que las tareas ayudan a que los chicos asienten todos los conocimientos que han adquirido en clase. También son muy buenos para el fomento del hábito de estudio y además hacen que el niño adquiera la capacidad necesaria para poder realizar un trabajo de forma individual e independiente. También introduce en ellos un sentido de la responsabilidad que les ayudará en su formación y desarrollo.

hacer deberes

En contraposición a estas ventajas, nos encontramos con una desventaja muy importante que siempre hay que tenerla en cuenta: estas tareas suelen ser el foco principal de desigualdad entre diferentes alumnos. Dicho de otra manera, tener deberes no proporciona apoyo a los niños que forman parte de una familia con problemas socioeconómicos. Este tipo de niños suelen dedicar sus horas de la tarde a ayudar a sus familiares, no teniendo tiempo libre para realizar los deberes que se les ha mandado. Como se trata de una situación que se repite de forma casi diaria, estos niños se suelen quedar atrás en el colegio y de aquí surge en gran medida el problema del absentismo. Con ello no se quiere decir que todos los alumnos que no hacen los deberes encuentren su motivo en este factor, pero sin duda resulta un motivo de peso para que a quienes les pasa pierdan la motivación y definitivamente dejen la escuela a una edad temprana. Teniendo en cuenta que los deberes presentan ventajas y desventajas, se está intentando llegar a un consenso donde las tareas verdaderamente sean beneficiosas y no se conviertan en un problema añadido para estos niños.

El abuso de los deberes

A medida que ha ido pasando el tiempo los expertos tienen claro que cada vez se está abusando más de los deberes, e incluso la CEAPA (Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado) puso en marcha una campaña para que los niños pudieran volver a disfrutar del tiempo libre que les pertenece. Dentro de este contexto hay que decir que muchos especialistas piensan que mandar tantos deberes no es un problema del sistema, sino más bien de los profesores de cada centro, que no han sabido impartir todos los conocimientos que se encuentran programados para su estudio.

Pero entonces… ¿quién tiene la culpa? ¿los profesores o el sistema? Esta es la otra controversia existente. Hay quienes apuestan por modificar el sistema, reducir el volumen de contenidos programados en los cursos para que se puedan ajustar mejor al día a día del alumno en clase. Pero de hacerlo, no se llegarían a cubrir todas las temáticas y los contenidos que han estudiado los niños hasta ahora. Aunque así los profesores podrían trabajar de una manera más dinámica.

Bajo esta situación hay muchos centros que se están decantando por hacer uso de una nueva metodología donde no haya deberes o, en su defecto, las tareas estén minimizadas. Sin ir más lejos, no hace mucho conocíamos la noticia de que un Instituto de Castellón llamado Bovalar ofrecía a los profesores la posibilidad de firmar un contrato en el mes de septiembre en el que se comprometían a no mandar tareas extraescolares a los niños y que en sus clases dejarían tiempo suficiente para que pudieran hacer los deberes. Se trata de uno de los casos que más ha llamado la atención, puesto que hasta hace muy poco se pensaba que al menos en secundaria los deberes eran imprescindibles (en primaria han ido perdiendo relevancia con el paso de los años).

En cualquier caso, la nueva iniciativa que ha puesto en marcha este instituto de Castellón está dando muy buenos resultados, ya que entre la gran cantidad de alumnos de familias con problemas socioeconómicos se ha detectado una disminución en la tasa de absentismo. El nuevo sistema utilizado por el instituto Bovalar hace que los alumnos puedan ir aprendiendo por proyectos, convivan y sepan solucionar los problemas en conjunto y trabajen de forma colaborativa. Pero Bovalar no es el único centro que ha puesto en marcha este tipo de iniciativa. En algunas comunidades como Madrid, Murcia o Cantabria ya se están elaborando normativas propias para atajar este problema e incluso en el Congreso de los Diputados ya se ha pedido al gobierno que se revise el asunto a la vista de las quejas cada vez más habituales de las familias.

niño triste

¿Qué podría complementar a los deberes?

Los niños pueden aprender y desarrollar capacidades a través de otro tipo de actividades ideales para que puedan seguir disfrutando de su tiempo libre, no se estresen por tener tanta cantidad de deberes que hacer y encima aprendan con mayor facilidad. Siempre hay que intentar estimular a los más pequeños y no dejar que se ahoguen entre los deberes, no olvidando además que es recomendable que los padres les demos nuestro apoyo y les acompañemos en todo el proceso del trabajo que tengan que realizar fuera de la escuela.

El juego debe formar parte de la vida de los niños, dado que sin él no tendrían sentido muchas cosas de las que hacen. Además de por la diversión, hacer que un niño juegue permite que desarrolle su capacidad para relacionarse, ayudando también a que el desarrollo cognitivo del niño sea mejor y se convierta en una persona mucho más emocional. Hay que hacer que el juego se incluya dentro de las actividades que realiza de forma diaria y, en la medida de lo posible, que lo pueda realizar al aire libre. Así mismo, algo que no le puede faltar a ningún niño es pasar tiempo en familia, puesto que realizar actividades con los padres o los hermanos fomenta que los lazos de unión entre ellos se estrechen. ¿Cómo podemos conseguirlo?, es sencillo, simplemente habrá que realizar algunas acciones en conjunto de forma diaria, como cenar todos juntos, ver una película o divertirse con cualquier tipo de actividad. Intentemos de vez en cuando ir con ellos al zoo, a sitios educativos como museos o planetarios o incluso realizar excursiones y pequeños viajes fuera del estándar del periodo vacacional.

deberes niños

El hábito de leer se está perdiendo, pero esto no podemos dejarlo olvidado. Los niños necesitan leer, puesto que se trata de una actividad complementaria al colegio que da muy buenos resultados. Leyendo los niños potenciarán su creatividad, tendrán una mayor concentración, aumentarán su poder de retención y ampliarán los conocimientos que ya tienen.

Por su lado, no olvidemos las actividades extraescolares. Hoy en día la mayoría de niños suelen formar parte de actividades extraescolares a la vista de la gran variedad de opciones entre las que elegir. Todas ellas van a ser beneficiosas y ayudarán a que los más pequeños exploren sus primeras inquietudes, que pueden estar relacionadas con el deporte, la música, los idiomas u otro tipo de actividades. Estas ayudarán a que los niños se desarrollen en distintos contextos y que aprendan a tener nuevas amistades fuera de clase, algo que suele ser complicado en los primeros años.

Tengamos muy en cuenta que por mucho que los niños vayan a clase y que hagan deberes, su vida tiene que ser algo más que ir al colegio y estudiar, por lo que pongamos de nuestra parte para que así sea.

Foto: StockSnapstevepbPatrice_Audettjevans

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...