¿Qué nivel de temperatura se espera para el resto de 2018?

Los índices de temperatura seguirán siendo muy elevados en este año 2018 y posiblemente no se reducirán en el futuro.

ola de calor

Con la llegada del verano a todos nos gustan esos rayos de sol y ponernos morenos, sin embargo todo apunta a que este año la gran estrella nos aportará una mayor calidez que de costumbre. Tal y como ha asegurado la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), de seguir así este 2018 pasaría a ser el cuarto año con mayores temperaturas de toda la historia, solo superado por los tres años que le preceden desde 2015 hasta 2017.

Según indican estos expertos, el aumento de las temperaturas es un claro ejemplo del calentamiento global que está sufriendo la Tierra desde hace tiempo. Michael Mann, director del Centro de Ciencias del Sistema Terrestre en la Universidad Estatal de Pensilvania, explicó que este calentamiento cada vez es más acusado y se puede observar fácilmente en situaciones como las sequías, los incendios forestales sin motivo aparente y por supuesto las olas de calor.

A pesar de que existen muchos factores que nos hacen ver que este cambio climático se está produciendo, lo cierto es que el mayor ejemplo es el aumento de las temperaturas, grados que suman y suman a medida que pasan los años. ¿Cómo se produce este cambio climático?, lo que ocurre es que al capturar los gases de efecto invernadero los océanos almacenan el calor, al igual que pasa en la tierra y el resultado es el aumento de la temperatura en prácticamente todo el mundo.

Tal y como indicaban los datos presentados por NOAA, en los primeros 6 meses de este año, las temperaturas han ido aumentando de forma progresiva y se ha determinado un calor al que se le podría denominar como de récord en zonas como Nueva Zelanda, el Mediterráneo, Asia, Australia y América del Norte. Todo ello ocurrió entre los meses de enero a junio sin que hubiera zonas de la tierra que presentaran temperaturas más frías. Teniendo en cuenta estos datos se ha llegado a la determinación de que actualmente tanto la superficie terrestre como la oceánica presentan alrededor de 0.77 grados más que las temperaturas medias del resto del siglo XX.

Todo ello hace que la Tierra cuente hoy en día con un acusado cambio climático, puesto que hemos podido vivir episodios de olas de calor al igual que periodos de intensas lluvias. Estos intervalos que antes se producían de forma esporádica ahora cada vez se viven con mayor frecuencia y con más intensidad.

Lo que está ocurriendo en 2018 ha hecho que en zonas como el norte de Escandinavia, Suecia, Noruega y Finlandia hayan tenido altas temperaturas, llegando incluso a superar los 30 grados. Por ello se han sucedido varios incendios forestales o periodos extremos de sequía. En otro orden de cosas, en otras partes del mundo como Japón o Canadá las olas de calor han sido muy duras en estos últimos meses y la situación podría empeorar.

Foto: PublicDomainPictures

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 3,50 de 5)
3.5 5 2
Loading ... Loading ...