¿Qué le ocurrió a Jim Carrey durante el rodaje de Man on the Moon?

Jim Carrey tuvo un rodaje muy accidentado de Man on the Moon, donde encarnó de forma constante su papel.

Actor Jim Carrey

Recientemente se estrenó en Netflix un documental titulado Jim & Andy que ha arrojado mucha luz sobre los rumores que existían en relación al rodaje de la película Man on the Moon (1999). En aquel entonces Jim Carrey pasaba por uno de sus grandes momentos e interpretó un personaje que para él había sido una inspiración cuando lo veía en televisión: Andy Kaufman. Todo el contenido del documental había quedado almacenado en los archivos personales de Carrey por contrato, debido a que la productora de la película, Universal, no quiso que nada de lo ocurrido se supiera. Los productores pensaban que si el público hubiera visto estas escenas pensaría que Carrey era imbécil y eso le restaría mucha fuerza al estreno del film.

Ahora Carrey ha madurado y ha alcanzado un momento de su vida en el que hace lo que quiere. Escucharle hablar es escuchar a una persona triste y en parte decepcionada, pero también a una que puede tomar sus decisiones sin importarle demasiado lo que pensarán los demás. Ese tiempo ya pasó. Ahora vive pintando en su enorme estudio, disfruta de la vida y de las cosas sencillas. No encuentra la felicidad, pero sabe que ha conseguido lo que quería.

Durante el rodaje de la película que relata la vida del cómico Andy Kaufman el status quo de Carrey cambió de forma considerable. El actor dijo que antes de comenzar el rodaje vio al mismísimo Kaufman y este le dijo que él protagonizaría su película, así que no se tenía que preocupar.

A partir de ahí el propio documental nos deja ver que parece que Carrey ha desaparecido. No solo por su aspecto, que va mutando gracias al maquillaje, sino también por su comportamiento y personalidad en todo momento. Inicialmente sus compañeros de rodaje se extrañaron, pero lo terminaron viendo y aceptando. Hasta el famoso director Milos Forman tuvo que terminar dando su brazo a torcer para encajar con lo que estaba ocurriendo por mucho que fuera lo más extraño que había visto en su vida. El proyecto merecía pasar por ese tipo de situaciones.

Con el paso de las semanas Carrey era Kaufman y también Tony Clifton, la otra personalidad de Kaufman que servía de eje liberador de todo su mal comportamiento. El actor bordó su papel hasta el nivel de que la familia del fallecido Kaufman tuvo unos momentos de liberación al sentir que volvían a estar reunidos con él. El propio Carrey reconoció que fue una época increíble por vivir libre de toda preocupación, aunque lo duro llegó después, cuando abandonó el papel y vio que a partir de ahí tenía que volver a descubrir quién era él, lo que no hay duda de que le ha terminado marcando.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...