¿Qué hacer cuando no podemos dormir?

Si hay noches en las que no podemos dormir será importante que intentemos hacer todo lo posible para conseguirlo.

No poder dormir se puede convertir en un auténtico dolor de cabeza para quienes se encuentran en este tipo de situación. Por suerte, no es algo que ocurra de manera habitual, sino solo alguna vez en la que el momento nos lleva a buscar formas de intentar dormir con todas las opciones posibles. Lo primero que hacemos es contar ovejas, un método que desgraciadamente no suele funcionar. Al final nos acabamos cansando de contar tantas ovejas que podríamos tener nuestra propia granja.


Mientras intentamos dormir damos vueltas y vueltas en la cama sin poder conciliar el sueño. Le molestamos a nuestra pareja, pero no es suficiente para dormir. Se nos ocurre que quizá podamos levantarnos a hacernos un batido o a prepararnos cualquier otro tipo de bebida. Quizá beber algo nos sirva para conciliar el sueño de una forma más eficaz. Un café descafeinado, un vasito de leche caliente… un té, un zumo… nada nos ayuda de forma especial para que podamos dormirnos.

También se nos ocurre que leer una revista o un libro pueden ser métodos útiles. Nos sentamos en la cama o en el sofá y comenzamos. En ocasiones, eso sí, lo que ocurre es que nos despertamos más. Si recibimos estímulos lo más habitual es que nos despertemos más.

¿Y si pensamos en esas cosas aburridas en las que nunca queremos pensar? ¿Cómo redecorar la habitación? ¿Qué ropa ponernos mañana? ¿Y si nos vamos de vacaciones a un lugar distinto? Las ideas se acumulan en nuestra mente y vemos que ninguna acaba llevándonos hacia el objetivo que buscamos, que no es otro que conseguir dormir de una vez por todas y dejar atrás el sentimiento de tener sueño, pero de no conseguir dormir.

Una noche sin dormir se acaba representando al día siguiente como una jornada laboral en la cual sufrimos de manera constante el golpe del sueño. Perderemos fuerzas, no estaremos tan concentrados y no conseguiremos actuar de una manera normal en el entorno del trabajo. No dormir una noche es demasiado molesto para cualquier tipo de persona, así que si se os ocurre un buen método para quedaros dormidos cuando no podáis hacerlo, lo mejor será que lo utilicéis sin ningún tipo de duda. Al día siguiente lo notaréis.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...