¿Qué ha ocurrido con la cadena de tiendas Blanco?

La cadena de tiendas de ropa Blanco cierra sus puertas y deja en la calle a más de 800 personas que todavía trabajaban para la firma.

Logo Blanco

La noticia resuena con fuerza en la industria española, especialmente en el sector de la moda: la cadena de tiendas Blanco cierra sus puertas al completo. ¿Cómo ha podido pasar esto? La firma ha reconocido que tiene intención de despedir a todos sus trabajadores, cerrar sus tiendas y desaparecer en su totalidad. Eso implica que más de 850 personas se quedarán sin empleo y que 102 comercios van a dejar de operar.

¿Cuándo ocurrirá esto? Está previsto que el proceso sea progresivo y que vaya ocurriendo poco a poco. La agilidad del cierre de los comercios y del despido de trabajadores dependerá de la velocidad que se dé el juez para dar vía libre a que esto se lleve a cabo. En todo momento se ha destacado que la dirección intentará trabajar para que la plantilla obtenga las mejores condiciones en su salida de la empresa, pagándose los días pendientes y todo lo que suponga el cierre.

Pero a muchos empleados la noticia no les sorprende. La compañía ya se ha declarado insolvente en tres ocasiones con esta vez y recientemente se había procedido al cierre de su página web incluso estando en mitad de la campaña de Navidad, momento en el cual las ventas aumentan. Se dice que Blanco cierra porque no hay género, aunque se duda de estas afirmaciones.

Blanco ha pasado por distintas manos a lo largo del tiempo. La segunda ocasión que entró en concurso de acreedores todavía pertenecía a su fundador, Bernardo Blanco, pero en los últimos meses la compañía había sido adquirida por un nuevo propietario, la empresa AC Modus. Esta tenía la intención de introducir nuevos inversores que ayudaran a reflotar el negocio y a aprovechar la larga historia y tradición que tiene en cuanto a la venta de ropa en nuestro país. No obstante, la ayuda no ha llegado y ha terminado convirtiéndose en un proyecto tocado por la mala suerte.

Los últimos años han sido terribles para Blanco. En el año 2013 se despidió a más de 700 empleados. En 2015 la cantidad de despidos se acercó a los 200 y ahora se marchan todos los demás trabajadores que quedaban en activo. La desaparición de sus tiendas también va a ser significativa y empuja a una firma de moda muy reconocible fuera del sector, lo que beneficiará a los rivales que siguen operando incluso con las dificultades del mercado (provocadas, según expertos, por la llegada y expansión de firmas low cost como Primark).

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...