¿Qué es Madrid Central?

Madrid Central trae importantes cambios para la ciudad con la intención de reducir la congestión en el tráfico de la capital.

Foto de Madrid

Ha entrado en vigor en la capital la APR (Áreas de Prioridad Residencial) Madrid Central, una medida llena de polémica que ha provocado todo tipo de sensaciones entre quienes suelen usar el coche en la ciudad. El público se divide entre quienes apoyan la medida y los que cargan contra ella debido a que encontrarán problemas para circular con su vehículo tal y como lo estaban haciendo hasta ahora. Desde el gobierno se espera que sea una medida que ayude a que la capital reduzca la congestión, el tráfico y que se regulen los niveles de contaminación. También favorecerá a quienes cumplan con las medidas para poder circular por las zonas incluidas dentro de Madrid Central, como los vehículos de los residentes de la zona.

Las calles ya se están viendo menos atestadas de vehículos y no hay atascos, aunque por el contrario llegan comentarios negativos de cómo el metro de Madrid se ha congestionado más de la cuenta debido a las muchas personas que ya no han sacado el coche para ir al trabajo. Esto deja en el aire si se ha planificado bien este cambio en las normas de movilidad de los vehículos y si se ha aumentado en consecuencia la cantidad de trenes disponibles en la red de metro, algo que no parece que haya sido así.

Quienes han tomado la decisión de poner en marcha Madrid Central hablan de cómo las personas que usen bicicleta, los peatones y las redes de transporte público, se van a ver potenciadas por esta medida. Como decíamos, también mejorará el papel de Madrid en cuestiones de clima y contaminación, lo que nunca está de más sabiendo cuáles han sido las últimas estadísticas en este sentido.

En combinación con las reformas que se están realizando en zonas como Atocha o Gran Vía, donde se apuesta por reducir el espacio para los vehículos y aumentar la zona por la que pueden pasar los peatones, esta medida podría cambiarlo todo para la capital. La nueva medida amplía las zonas que ya habían sido delimitadas por la APR y llega más allá para que más zonas estén controladas y que solo puedan pasar determinados vehículos por ellas. Los residentes pueden usar sus coches con normalidad, quienes tengan movilidad reducida o los servicios en general. El resto tendrá que cumplir con el uso de coches que no produzcan emisiones, que sean ecológicos o bajo determinadas circunstancias.

Tráfico en Madrid

En adelante se espera que Madrid continúe progresando a través de esta misma línea y que tome decisiones similares en cuanto a otras zonas de la capital. Poco a poco Madrid quiere ser un pulmón para España, una zona céntrica que demuestre a las demás ciudades que se puede vivir en un lugar donde el tráfico está controlado y en el cual se da más soporte a quienes caminan o usan transporte público, así como bicicletas y otros métodos de movilidad no contaminantes. Es un plan ambicioso, que sobre todo está generando mucha polémica, dado que a nadie le gusta tener que cambiar su forma de vivir y quienes se han encontrado con que no pueden usar el coche de forma normal han respondido, en algunos casos, con opiniones muy negativas.

Pero todo ello está planteado y desde la cúpula que está al frente de Madrid Central se sabe perfectamente que la medida va a generar críticas y que se va a convertir en un punto de inflexión para la ciudad de una manera u otra. En distintos medios y en redes sociales ya se están leyendo las opiniones de los usuarios y se están viendo las crónicas, así como pequeños incidentes ocurridos debido a estos cambios. Los agentes de movilidad llenan las calles para informar a los conductores de cuáles son las normas establecidas y para evitar que coches que no tienen autorización para circular por las zonas internas de Madrid Central puedan progresar. La respuesta a estos cambios se está viendo positivamente en fotografías de las zonas incluidas dentro de los límites de Madrid Central, en los que se puede apreciar con facilidad que hay un menor volumen de tráfico tal y como había sido planteado por la medida.

El futuro de Madrid tiene menos coches cada vez, de eso no hay ningún tipo de duda. No obstante, está por ver qué ocurre de aquí a una o dos décadas cuando el panorama del uso del vehículo cambie. En principio este tipo de medidas ayudará a adoptar las novedades que vendrán en un futuro en el cual los especialistas visualizan que nadie tendrá coche en propiedad, sino que se utilizarán coches autónomos que estarán disponibles en las calles tal y como ocurre ahora con los patinetes o las bicicletas. No parece un mal futuro ni mucho menos y posiblemente Madrid esté muy preparada para este momento que acabará llegando antes o después.

Foto: lappingysawatdeekha

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...