¿Qué es la doctrina Parot?

Si Estrasburgo deroga la medida impuesta por España en 2006 un total de 54 etarras, 90 presos de ETA, violadores y criminales saldrán a la calle sin cumplir, a penas, 20 años de condena.

Durante estos días es más que habitual escuchar temas relacionados con la famosa ‘Doctrina Parot’ y la decisión del Tribunal de Estrasburgo para tumbar esta medida. Pero, ¿sabemos qué es realmente la Doctrina Parot? ¿En qué consiste? ¿Qué ocurriría si el Supremo decidiera abandonar esta medida?

Comencemos por el principio. La Doctrina Parot fue impuesta por el Tribunal Supremo de España en 2006 con el único fin de evitar que los terroristas y criminales pudieran salir de la cárcel antes de cumplir la pena máxima, que en terreno español es de 30 años debido a los beneficios penitenciaros, como trabajar, estudiar, tener un buen comportamiento o realizar servicios sociales.

En este sentido, la ‘Doctrina Parot’ dictamina que los beneficios penitenciarios se tienen que aplicar de forma individual en cada una de las penas establecidas, y no sobre la pena máxima legal del encarcelado, que en España son 30 años. Eso sí, en esta dura ley comienza por la pena más grave hasta que esta totalmente cumplida. Una vez cumplida, pasa a la siguiente condena, y así sucesivamente. Es por eso que la estancia es prisión se hace más larga.

Ahora la noticia procede de Estrasburgo. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) dictaminará durante los próximos días si la ‘Doctrina Parot’ sigue en funcionamiento o, por el contrario, deja de existir dejando libres a 54 etarras (siete de ellos pertenecientes a la GRAPO y otro del GAL), 90 presos de ETA, violadores y criminales. En definitiva, centenares de personas sin rehabilitar saldrían a la cárcel, un asunto que no sólo concierne a Europa sino a todo el territorio nacional.

En definitiva, la ‘Doctrina Parot’ rechaza cualquier tipo de beneficio penitenciario que tenga el encarcelado, es decir, realizar trabajos, estudiar o tener un buen comportamiento durante los meses o años de condena no sirve para descontar tiempo máximo de la estancia en prisión sino que se descuenta a cada una de las condenas individuales. Se trata de una ley dura enfocada a terroristas pero donde también se incluyen a criminales y asesinos.

Si Estrasburgo deroga esta ley, impuesta en 2006, dejará en libertad a centenares de etarras, presos de ETA, violadores y criminales, como el caso de Miguel Ricart, el asesino de las niñas de Alcásser; Domingo Troitiño, autor del atentado de Hipercor donde murieron 21 personas y condenado a 1.118 años de cárcel y Pedro Luis Gallego, conocido como el ‘violador del ascensor’ que violó a siete mujeres entre 2005-2006.

FUENTE/ RTVE

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...