¿Qué era Los miércoles al cine?

El público soñaba con poder asistir los miércoles a un precio de 3,90 euros, pero al final la promoción no saldrá adelante.

Una sala sin público

El nombre de Los miércoles al cine se ha convertido en uno de los temas más discutidos en las últimas horas en nuestro país debido a la polémica que ha provocado. Se trata de una promoción anunciada no oficialmente, pero que de momento parece que por desgracia no se realizará. La noticia llegó a los medios días atrás tomando como referencia un post publicado en un blog dedicado al mundo del cine, que contaba con fuentes fidedignas en las que se podía confiar a ciegas.

La promoción en sí misma se había generado en base al éxito de la última Fiesta del Cine, que consiguió atraer a miles de espectadores a los cines con las entradas a un precio de 2,90 euros. La FECE (Federación de Cines de España) comprobó que esta iniciativa dejó claro que el público sí quiere ir al cine, pero que no está dispuesto a seguir pagando precios tan caros como los habituales por las entradas. Esto llevó, según se cuenta, a que se organizara una nueva promoción a modo de programa piloto conocida como Los miércoles al cine.

La idea era que comenzara mañana día 4 de diciembre y que se alargara hasta el día 26 de febrero del próximo año 2014. Durante este tiempo, todos los miércoles se podría disfrutar de un renovado día del espectador en el cual los precios de las entradas serían de 3,90 euros. Si este programa tuviera éxito, serviría para demostrar que existe solución para la grave crisis que vive el mundo de las salas de cine en nuestro país.

Al final el programa ha caído en saco roto por motivos que no se conocen públicamente, pero que podrían estar relacionados con la negativa a amoldarse a la promoción los cines pequeños. Tanto Cinesa como Yelmo, las dos mayores cadenas de salas de cine de nuestro país, estarían dispuestas a apoyar este atractivo día del espectador, no así las demás, lo que se convierte en un duro problema.

Hoy por hoy Los miércoles al cine no se realizarán, por lo que los amantes del séptimo arte tendrán que pagar los altos costes que supone adquirir entradas en la actualidad o apoyar a servicios de vídeo digital que cada vez están teniendo más cuota de mercado. Si la situación sigue de la misma manera es difícil imaginar cómo terminará la industria de las salas de cine, que no entienden que al precio actual es imposible que el público vuelva a las salas.

Vía: Entrada Numerada

Foto: Sarah_Ackerman

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...