¿Qué edad es la más idónea para independizarse de los padres?

Un estudio nos desvela cuáles son las principales costumbres en lo relacionado con abandonar la casa de nuestros padres para vivir en solitario o en pareja.

Edad para emanciparse del hogar

Las cifras van cambiando con el paso del tiempo, pero de momento no dejan de tener un nivel ascendente que, en cierto modo, es un reflejo de la inestabilidad económica que se vive en nuestra sociedad. Hablamos de la edad a la cual se independizan los jóvenes para dejar su hogar. ¿Qué edad es la más idónea para que esto se lleve a cabo? ¿Con qué años ya no deberíamos estar viviendo en casa de quienes nos han educado y alimentado durante tantos años?

Estos datos que os presentamos corresponden a los últimos documentos que ha presentado el Instituto Nacional de Estadística. Según lo que encontramos, los jóvenes de edades comprendidas entre 25 y 34 años suman un 32,8% en cuanto a los que no se han emancipado todavía. El porcentaje es superior si hablamos de jóvenes que tienen edades de entre 25 y 29 años, subiendo hasta un 48,5%. Del 100% de los jóvenes solo una cifra del 9,7% se encuentra viviendo fuera de casa de sus padres.

Es un dato, en cierto modo, que produce preocupación. Solo hay un 11,7% de todos los hogares españoles que son de habitantes que tienen un rango de edad entre 30 y 34 años. Entre 25 y 29 años el porcentaje cae a 9,6% y de menos de 24 años la cantidad es del 1,7%. Esto confirma que la mayor tasa de emancipación se produce entre los 30 y los 34 años.

Las estadísticas apuntan a que son más los chicos que viven en solitario, y que las chicas tienden a vivir en pareja, tanto con hijos como sin ellos. Con esto se pueden realizar algunas hipótesis sobre cuál es el rango de edad más habitual, recomendable o ideal para abandonar el nicho familiar. Nunca existe una respuesta exacta ni correcta, pero está claro donde se ponen los límites. El principal problema para emanciparse es tener una solidez económica que de seguridad para ello. Esto es por lo cual muchos jóvenes esperan a tener una pareja de peso que les permita independizarse con ella, sin tener tantos riesgos por lo que pueda ocurrir en el mercado laboral.

Las tendencias son alcistas en cuanto a las edades de emancipación, rozando incluso, aunque las estadísticas lo oculten, los 40 años en muchos de los casos. Se está llegando a adoptar una filosofía más a la japonesa, en la cual las parejas jóvenes que entran en matrimonio pasan a ocupar el lugar de la pareja más adulta de una familia a fin de crear la convivencia de varios nexos familiares. La situación, al menos de momento, no parece que vaya a cambiar en España.

Vía: Antena 3

Foto: Prefeitura de Olinda

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...