¿Qué debes saber después de ver la película de Warcraft?

Si has visto la película Warcraft: El Origen y te has quedado con dudas lee nuestro artículo y te las resolveremos.


Una película basada en un videojuego está liderando la taquilla cinematográfica. Está pasando en China, donde el estreno ha sido explosivo, y desde días antes también ocurre en España, país que ha recibido muy bien la cinta dirigida por Duncan Jones. No obstante, hay muchas personas que quizá se pierdan detalles que los jugadores sí conocerán, lo cual hace que sea necesario echar un vistazo a detalles clave sobre la historia.

Ante todo, deja de leer si no has visto la película, porque aunque no vamos a dar spoilers, sí tenemos información que quizá no te guste conocer hasta que la hayas visto. Es más, te pedimos que no leas hasta que veas la película. Después sí te irá bien, porque entenderás mejor ciertos aspectos. Y con eso comenzamos.

La escena inicial sirve a modo de prólogo y nos muestra un combate que se producirá muchos años después de los acontecimientos que vamos a ver en la película. Nos muestra cómo el combate entre los dos bandos (Horda y Alianza) lleva desarrollándose desde mucho tiempo atrás. Puede servir como punto de conexión de otras entregas posteriores, pero no se ha comentado nada específico al respecto.

¿Os quedan dudas sobre la magia? ¿Qué diferencia la «buena» (Fel) de la «mala» (arcana) exactamente? Podéis ver a lo largo de la película que el Fel requiere un gran sacrificio para poder concentrarse, en este caso vidas ajenas. La magia arcana es la más extendida y la que usan los magos como Khadgar. Pero este tipo de magia requiere una energía personal, el mana, que delimita que se pueda usar en mayor o menor medida. Esto es lo que explica porqué Khadgar solo puede usar su magia en contadas ocasiones y porque no repite sus hechizos, que deben esperar hasta que los pueda utilizar de nuevo.

¿Garona es medio humana? No, no lo es. La película da a entender, en cierto modo, que puede ser hija de Medivh, pero nada más lejos de la realidad. En el juego es medio draenai, la raza de seres de color azul que aparecen capturados por los orcos en su mundo natal (y que intentan pedirle ayuda a Garona cuando están encerrados).

¿Por qué tienen pistolas si esto es un mundo medieval? Bueno, es un mundo de fantasía y los enanos siempre han sido conocidos en distintas obras por su gran habilidad para crear inventos. En Warcraft están muy preparados para crear «palos de fuego» como los que usan los caballeros de Ventormenta.

Película de Warcraft

¿Y las demás razas? ¿Por qué no hacen nada? No queramos ir muy rápido. En la película vemos que Azeroth, el mundo donde se desarrolla el conflicto, está habitado por más razas. Los humanos intentan ponerse de acuerdo con ellas, pero no reciben apoyo. Entre esas razas están los enanos y también tenemos ocasión de ver a algunos elfos. No se unen a la batalla porque hasta el final no se forma la Alianza, momento a partir del cual sí que comenzarán a colaborar. No todas las razas del mundo de Warcraft se colocarán del lado de la Alianza, sino que algunas también derivarán hacia la Horda. El juego muestra un equilibrio en las fuerzas de ambos lados y esto despierta un mayor nivel de conflicto.

¿Qué pasa con el bebé del final? Es un personaje clave del mundo de Warcraft, aunque no sabemos si la historia progresará en el cine exactamente como en los juegos. En los juegos el bebé, hijo de Durotan, es acogido por una familia humana, que lo convierte en un esclavo y en un gladiador. Se acaba transformando en un gran guerrero y termina escapando de sus captores. A su marcha busca a los seres de su misma especie y se abre camino en la Horda hasta convertirse en uno de sus cabecillas. Thrall, nombre que le dieron los humanos (aunque no sea el nombre que le pusieron sus padres en la película), abandona posteriormente su papel en busca de la paz entre humanos y orcos. En sus manos siempre ha destacado el interés de evitar los enfrentamientos por parte de estas especies.

¿Habrá secuela? La taquilla ha sido espectacular y no ha tardado en recuperar el dinero que costó la producción de la película. Eso es fundamental para que se confirme una secuela que aún, eso sí, no ha sido anunciada. La crítica, al contrario, ha sido muy dura con el film. Hay pocos casos previos en los que una película de gran recaudación (que fuera planteada como una saga) no tuviera secuela y se quedara detenida debido a las críticas. Por ello se tiende a pensar que la continuación está casi garantizada, sobre todo sabiendo que tras su producción se encuentra Blizzard, la compañía del juego original, la cual cuida mucho todos sus productos. Los fans pueden, a priori, respirar tranquilos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...