Miles de documentos robados por Landau y Savedoff regresan al fin a sus museos de origen

Los miles de documentos histéricos robados por el historiador y coleccionista Barry Landau y su secuaz Jason Savedoff están siendo devueltos a sus museos y bibliotecas originarias.

documentos robados museos

Landau y Savedoff, tras ser pillados con las manos en la masa por un empleado de la Sociedad histórica de Maryland el 9 de julio de 2011 y que el FBI encontrase 10.194 documentos robados en el apartamento de Landau en nueva York, los ladrones se declararon culpables y fueron enviados a prisión en febrero de 2012.

Ante este hallazgo, los investigadores de los Archivos Nacionales y Administración de Documentos han devuelto un total de 4.000 documentos saqueados por Landau y Savedoff a 24 instituciones. El resto de documentos identificados no pueden devolverse a su lugar de origen aun porque sirven como prueba de robo en el juicio aunque se identifique dicho lugar.

La devolución de los documentos robados ha empezado a tomarse en serio ahora, 2 años después, devolviéndole 21 de 60 piezas a la Sociedad Histórica de Maryland este 13 de mayo. Entre esas piezas retornadas encontramos un boletín democrático nacional de 1920 y la admisión judicial de Andrew Johnson entre otros:

En una carpeta marcada con el número 2977 de la caja 22 y con fecha del 12 de agosto de 2011 fue un pequeño billete del tamaño de una tarjeta que decía: “Admitir el portador 26 de mayo 1868,” al juicio de Andrew Johnson. Pero en la parte posterior había una nueva marca a lápiz que decía”W2″, de Savedoff que significaba “Comadreja 2”. Landau se refirió a sí mismo como “Comadreja 1″, según documentos de la corte.

En otra carpeta había un estrecho trozo de papel blanco con una elegante letra cursiva detallando el entierro de Lincoln en Vermont.

El documento más antiguo robado de la biblioteca por Landau y Savedoff era una invitación a la “Asamblea Baltimore”, celebrada el 5 de noviembre de 1793.

Comadreja 1 y 2 también escribieron “disparar” en el reverso de los documentos que tenían la intención de robar. La Sociedad Histórica de Maryland no tiene la intención de eliminar las anotaciones de los ladrones: “se han convertido en una parte de la historia de los documentos. Son una insignia que hace honor al empleado que interceptó a las dos comadrejas poniendo fin a su botín” afirma la sociedad.

Las autoridades dicen que el 20% de los documentos robados han sido devueltos a sus legítimos propietarios y que el resto, les será devuelto en los próximos meses. La Sociedad Histórica de Connecticut en Hartford ha recibido casi todos los documentos y objetos robados por Landau y Savedoff a día de hoy. Es difícil estar seguros de las devoluciones debido a que las colecciones no están en inventario como los documentos más importantes. Sus piezas únicas, de importancia histórica, como una carta de George Washington al Secretario del Tesoro de Oliver Wolcott, Jr., y una carta de María Antonieta eran más fáciles de identificar y devolver a sus dueños.

Ante estos robos, muchas instituciones han revisado sus políticas de seguridad. El personal de la sociedad Histórica de Maryland ahora comprueba la mercancía de los bolsos y cuadernos y han reorganizado la distribución del mobiliario para que no haya escondites.

Por el momento, Landau aún sigue cumpliendo una condena de siete años por los robos. Savedoff, con más suerte, fue condenado a un año.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...