Logran escuchar las primeras grabaciones de Alexander Graham Bell

Científicos han logrado hacer sonar las primeras grabaciones realizadas por Alexander Graham Bell en el siglo XIX.

Científicos del Laboratorio Nacional de Lawrence Berkeley de California, junto con conservadores y restauradores de la Librería del Congreso y del Museo Nacional Smithsonian, han logrado hacer sonar las primeras grabaciones realizadas por Alexander Graham Bell.

El Grafófono de Alexander Graham Bell (1881)

Bell, su primo Chicester Bell y su compañero Charles Summer Tainter, crearon un negocio llamado Asociación del Laboratorio de Volta, dedicado a la investigación y desarrollo de una tecnología para grabar el sonido. Entre 1881 y 1885 experimentaron con algunas tecnologías de grabación en su laboratorio en Washington D.C., grabando sonidos de metales, gomas o cristal.

Fue un momento complicado ya que Bell, Thomas Edison y Emile Berlines competían por descubrir cómo grabar y hacer sonar el sonido. Para asegurar que tenían pruebas para probar la creación de cualquier patente, los inventores almacenaban sus estudios en el Smithsonian. Por ello, el Museo Nacional de la Historia de América puede estar orgulloso de poseer las 400 primeras grabaciones realizadas en la historia en el siglo XIX. Ninguno de ellos podía reproducirse, por lo que se trataban de grabaciones silenciosas.

Fue Carlene Stephens, restauradora a cargo de la colección, quien al leer como el Laboratorio Nacional de Berkeley había hallado el modo de reproducir el sonido grabado en 1860, decidió comenzar un programa piloto para hacer sonar 6 de las grabaciones de Bell con la nueva tecnología.

Los avances en la tecnología han hecho posible la reproducción de estos antiguos sonidos. Carl Haber, científico del laboratorio, dijo que hace 10 años los especialistas tenían muchos problemas pero que ahora gracias a la tecnología las imágenes y sonidos que se pueden procesar pueden ser más.

Muchas de las grabaciones son frágiles y hasta hace poco no ha sido posible escucharlas sin dañar los discos o cilindros.

Hasta ahora, se han podido reproducir 6 cilindros con éxito y con ello se puede crear un mapa digital de alta definición de los cilindros. El mapa está procesado para eliminar daños como ralladuras y el software lo transforma en un formato audible.

Se trata de grabaciones de prueba muy cortas como los versos de Hamlet “ser o no ser”.

Se desconoce quiénes son los hablantes. Podría tratarse del primo de Bell, Tainter o cualquier persona. Los investigadores esperan poder descifrar quiénes son los sujetos a medida que reproducen más sonidos.

Fuente: HistoryBlog

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...