La estatua de Juno de la AMF

La colosal estatua romana de Juno mide 13 pies de altura, incluyendo su pedestal, y pesa unas 13.000 libras, convirtiéndola en la mayor estatua clásica de mármol en América del Norte y al momento de comprarla, la AMF debió realizar varios estudios para evitar su destrucción al moverla.

La colosal estatua romana de Juno mide 13 pies de altura, incluyendo su pedestal, y pesa unas 13.000 libras, convirtiéndola en la mayor estatua clásica de mármol en América del Norte. Fue comprada por la AMF el pasado año a través de un donante anónimo, sin embargo su enorme tamaño y delicado estado de salud requirió un minucioso estudio antes de que pudiera ser trasladada.

Estatua de Juno de la AMF

Se sabe que es de la época imperial temprana, probablemente del reinado de Trajano o Adriano en el siglo II d.C. Su primera aparición en el registro histórico se remonta a 1633 en la famosa colección de Ludovisi, formada por Cardenal Ludovico Ludovisi y su tío Alessandro Ludovisi, también conocido como el Papa Gregorio XV.

En 1893, la familia Boncompagni Ludovisi se encontraba en una situación financiera desesperada. En 1897 Juno fue comprada por Charles Franklin Sprague y su esposa, Mary, de Boston. La estatua fue enviada a Boston en 1904 y se convirtió en la pieza central de su jardín de estilo italiano durante los siguientes 107 años hasta que fue adquirida por la AMF.

Vivir al aire libre en Boston no es igual que en Roma, los inviernos han sido muy duros para Juno y antes de que pudiera ser trasladada, los conservadores tuvieron que hacer un análisis en profundidad de su condición mediante rayos X y un radar de tierra penetrante para encontrar sus debilidades. También tomaron muestras de piedra de varias zonas para determinar qué piezas son originales y cuáles se añadieron en restauraciones posteriores.

En diciembre del año pasado, el equipo de AMF, incluyendo los ingenieros estructurales, los albañiles y los fabricantes de acero, así como los conservadores, la trasladaron a una unidad de almacenamiento. Sus estudios demostraron que los tobillos, la cintura y el cuello eran los puntos débiles más destacados.

El equipo de conservación también construyó un soporte personalizado de acero para proteger la estatua y mantener su estabilidad. El siguiente paso fue la eliminación de esta estructura de acero y la conservación de la estatua in situ. El 9 de abril, Juno se exhibirá en la AMF en la exposición sobre deidades y héroes romanos y griegos.

Imagen: History Blog

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...