Intentan salvar tesoros Vikingos en Oseberg

Los investigadores del Museo de Historia Cultural de Oslo, en colaboración con el Helmholtz-Zentrum de Berlín, han estado estudiando los antiguos artefactos vikingos de madera con la fuente de radiación BESSY II, intentando salvar los objetos únicos del tesoro.

Los investigadores del Museo de Historia Cultural de Oslo, en colaboración con el Helmholtz-Zentrum de Berlín, han estado estudiando los antiguos artefactos vikingos de madera con la fuente de radiación BESSY II. Los conservadores esperan que este método no destructivo de pistas cruciales sobre estos tesoros únicos. Los artefactos de madera provienen de una tumba vikinga encontrada en 1904 en Oseberg, cerca de Oslo.

Barco vikingo de Oseberg

El hallazgo de Oseberg se considera uno de los descubrimientos más importantes de la época vikinga y es uno de los monumentos más visitados en Noruega. Sin embargo, se encuentran en peligro ya que las fibras de madera de los artefactos se están descomponiendo.

La razón es el método de conservación usado hace cien años en los países escandinavos. Ahora, los químicos y conservadores del proyecto están tratando de salvar estos tesoros nacionales de Noruega.

Con el fin de detener el proceso de degradación de estos tesoros culturales, tenemos que analizar los procesos químicos que han tenido lugar en la madera de forma muy precisa”, decía el Dr. Hartmut Kutzke, químico del Museo de Historia Cultural de Oslo.

En los últimos veinte años los investigadores han observado que estos valiosos artefactos son cada vez más frágiles. “Algunos de los artefactos vikingos están en muy malas condiciones. Algunos sólo están unidos por las capas más externas de la laca”, explicaba Hartmut Kutzke.

Incluso las patillas de metal y los clavos utilizados para sujetar las piezas de madera pueden haber desencadenado procesos catalíticos en los objetos, habiendo causado interacciones desconocidas con el sulfato de aluminio y otros materiales usados en su preservación.

Los resultados iniciales confirman que no queda celulosa en los artefactos afectados y que la lignina ha sido fuertemente modificada. En la microescala, los investigadores han detectado diferencias significativas con otra madera arqueológica que no ha sido tratada con alumbre.

Los conservadores tienen la intención de desarrollar nuevos materiales de conservación arqueológica para la madera, de forma que se puedan preservar mejor estos artefactos vikingos. “Nuestro objetivo es desarrollar un bosque artificial. Esto podría ser un tipo de lignina que pudiera formar una estructura de madera nueva en el interior”, decía el líder del proyecto, Kutzke. Estos nuevos materiales podrían ser empleados para la preservación de restos de madera arqueológicos de todo el mundo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...