Estatuas del rey Tut fueron robadas del Museo de El Cairo

Nos vamos enterando de otras noticias que entristecen a la Historia y sus seguidores, en esta ocasión, Estatuas del Rey Tut fueron robadas en El Cairo, junto a otras piezas de valor incalculable.

Después de que Hosni Mubarak renunciara a la presidencia de Egipto, nos sorprendemos con la triste noticia sobre algunos tesoros que se conservaban en el Museo Nacional Egipcio. Según Zahi Hawass, quien fue nombrado por Mubarak Ministro de Antigüedades, 18 objetos han desaparecido tras un robo en el Museo el pasado 28 de enero.

Roban piezas de incalculable valor en El Cairo

Según afirma, «el personal del departamento de la base de datos del Museo le mandó un informe con el inventario de los objetos después del robo, donde descubrió que varios objetos habían desaparecido«.

Entre los objetos perdidos se incluye una estatua de piedra caliza de Akhenaton sosteniendo una mesa de ofrendas así como dos estatuas de madera dorada del rey Tutankamon, una de las cuales muestra al niño rey llevado por una diosa y la otra del faraón sosteniendo un arpón. De este último objeto, sólo se han perdido el torso y los miembros superiores.

También se ha extraviado una estatua de la Reina Nefertiti haciendo una ofrenda, la cabeza de piedra arenisca de una princesa Amarna, una estatuilla de un escriba de Amarna y 11 estatuillas de madera, además de un escarabajo del corazón, que sirve como amuleto de protección para el corazón y que pertenecían a Yuza, el «gran abuelo» del Rey Tut.

Ante esta noticia, tanto los egiptólogos como los arqueólogos han reaccionado con tristeza y desconcierto, pues cuando comenzaron las revueltas en Egipto las autoridades habían realizado declaraciones tranquilizadoras, asegurando que el Museo estaba «a salvo«. Ahora, no sólo afirman que se han perdido piezas de incalculable valor sino, también, se han destrozado objetos que son imposibles de restaurar.

Según Jacques Kinnaer, un egiptólogo belga y creador del sitio web de Antiguo Egipto, los bienes que figuran en la declaración de Hawass eran realmente únicos, especialmente las estatuas de Tutankamon y los artefactos de la época de Amarna, así como las estatuas de Akhenaton y Nefertiti.

Por otra parte, varios expertos se preguntan cómo la desaparición de estos objetos ha pasado inadvertida durante más de dos semanas. Según Wafaa El-Saddik, director del Museo hasta hace más de dos meses dijo que «estos artefactos no son sólo pequeños y no es necesario comprobar la base de datos para saber qe han desaparecido pues cualquier persona del museo pudo haberse dado cuenta de su desaparición«.

Los expertos creen que lo mejor que se puede hacer es difundir la noticia de que han desaparecido estos objetos, sin embargo, en el tiempo que ha transcurrido en silencio, los ladrones han podido ya cubrir sus huellas y ocultar o vender los objetos que poseen un incalculable valor.

Si quieres ver las imágenes de las piezas desaparecidas, puedes hacerlo aquí.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...