Encuentran un nuevo calendario maya en Guatemala

Arqueólogos y Cartógrafos especialistas en el período clásico (200 a 900 d.C.) de la ciudad maya de Xultun (al noroeste de Guatemala) han descubierto un cuarto con murales pintados en los que hay cientos de números y tablas astronómicas, los cuales suponen los cálculos de los mayas más antiguos que se han encontrado, desmitificando el fin del mundo en 2012.

Arqueólogos y Cartógrafos especialistas en el período clásico (200 a 900 d.C.) de la ciudad maya de Xultun (al noroeste de Guatemala) han descubierto un cuarto con murales pintados en los que hay cientos de números y tablas astronómicas, los cuales suponen los cálculos de los mayas más antiguos que se han encontrado. El calendario se remonta al año 813 o 814 d.C.

Nuevo calendario maya

Los jeroglíficos encontrados son columnas de números que reflejan el calendario ceremonial de 260 días, el calendario solar de 365 días, el ciclo de 584 días de Venus y el ciclo de 780 días de Marte. También hay tablas con las que se intentaba hacer un seguimiento de las fases de la luna y del sol.

A partir de este calendario, los arqueólogos se han dado cuenta de que el famoso Apocalipsis previsto por los mayas para el 2012, no es más que una mala interpretación de los ciclos del calendario maya. Este calendario no es el único aspecto de gran importancia que se ha encontrado en el hallazgo. Los murales están pintados en las paredes y en el techo de una pequeña vivienda. Se trata de una habitación de unos seis pies y medio de ancho, seis pies de largo y 10 pies de altura. Es la primera vez que se encuentran este tipo de murales en algún lugar que no sea un templo o un palacio. Además, estas pinturas se han conservado muy bien.

Los arqueólogos que estaban trabajando en el lugar no esperaban encontrar algo así. Maxwell Chamberlin, de la Universidad de Boston, estaba dando una vuelta por una pequeña trinchera durante su hora de almuerzo cuando vio un poco de pintura desvanecida en la pared. Una serie de arqueólogos y un equipo liderado por William Saturno decidieron que valía la pena explorar la zona por si se encontraba algún tipo de pintura antigua, dando lugar así a este asombroso hallazgo.

Entre las pinturas, cabe destacar la figura del rey sentado y vestido con plumas azules. “El retrato del rey implica una relación entre las personas que vivieron en este sitio y la familia real”, dijo Saturno.

Saturno considera que esta habitación se trataba de un lugar de escritura y estudio para los escribas mayas. La figura que sostiene una pluma indica una conexión directa con éstos. Este descubrimiento ha sido publicado en la edición de mayo de la revista Science (sólo suscripción) e incluye una entrevista fascinante con el mencionado William Saturno.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...