Encuentran en China una momia de 700 años de antigüedad

Realizando excavaciones para hacer una carretera, trabajadores chinos encontraron una momia de 700 años de antigüedad perteneciente a la dinastía Ming.

Unas excavaciones para realizar una carretera en China se ha convertido en un foso arqueológico cuando los trabajadores han descubierto una momia de 700 años de antigüedad. El hallazgo ha ocurrido en la parte oriental del país cuando los trabajadores estaban preparando el proyecto de expansión de una carretera.

La momia fue descubierta dentro de un ataúd de madera y se encontraba enterrada en una tumba debajo de una carretera en Taizhou. La encontraron a casi dos metros de profundidad, bajo la superficie de una calle muy concurrida de la ciudad de Taizhou, en la provincia de Jiangsu. También se han encontrado dos féretros de madera en la zona.

Momia con 700 años de antigüedad

Cuando se dieron cuenta los trabajadores, rápidamente llamaron a los arqueólogos del Museo de Taizhou. Dentro del ataúd, que fue abierto el 1 de marzo, se descubrió un cadáver perfectamente conservado y que llevaba un vestido de la dinastía Ming. Esto sitúa su existencia en algún momento entre 1368 y 1644.

La dinastía Ming marcó un tiempo de gran prosperidad y riqueza tanto cultural como económica en la Historia de China. A juzgar por el gran anillo que lleva en su mano derecha y teniendo en cuenta que el vestido está realizado con seda y algodón, material que era considerado en aquella época un textil de lujo al que sólo los ricos podían tener acceso, se estima que la momia podría haber tenido un importante status.

Además, durante la dinastía Ming, sólo la gente con prestigio era conservada usando el proceso de la momificación por lo que los científicos planean estudiar la momia para conocer la metodología empleada en la momificación durante dicho período.

El cadáver, una mujer que medía menos de 1,5 metros estaba tan bien conservado que aún mantenía sus pestañas intactas e incluso los rasgos característicos de la mujer, incluyendo la piel, el pelo y la cara, casi no mostraron signos de deterioro al igual que tampoco sus ropajes, pues, por ejemplo, la costura aún visible de la suela de sus zapatos. Probablemente, el líquido de color marrón en el que estaba sumergida ha influido bastante en la buena conservación del cuerpo.

Este no es el primer hallazgo de la dinastía Ming que se realiza en Taizhou pues en mayo de 1979 ya se descubrió otro que fue llevado a la fundación del museo de la ciudad, pero sí que es cierto que este nuevo hallazgo se trata de la momia más conservada y reciente encontrada en esa zona.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...