El Retorno de las vidrieras medievales de Coventry

La ciudad de Coventry, situada en el centro oeste de Inglaterra, era una ciudad próspera durante la Edad Media, un centro importante del comercio textil, y en el siglo 14 era la cuarta ciudad más grande en Inglaterra.

La ciudad de Coventry, situada en el centro oeste de Inglaterra, era una ciudad próspera durante la Edad Media, un centro importante del comercio textil, y en el siglo 14 era la cuarta ciudad más grande en Inglaterra.

Cristal medieval de Coventry

Tenía dos iglesias, la catedral del siglo XII en el Priorato de Santa María, que fue destruida como consecuencia de las leyes contra la Iglesia Romana de Enrique VIII en 1539, y la de San Miguel, una iglesia gótica del siglo XIV que fue la iglesia más grande de todas las parroquia en el país. Los gremios se encargaron de que las vidrieras de mayor calidad fuesen guardadas. Las vidrieras procedían de artistas como John Thornton, el vidriero maestro que creó la gran ventana de la catedral de York en Oriente Próximo.

Después de que la de Santa María fuese demolida, la única catedral de sufrir este destino durante la Reforma, Coventry fue absorbida por la cercana diócesis de Lichfield. En 1918, la nueva diócesis de Coventry fue creado y puesto que la ciudad ya contaba con una iglesia espectacular como la de San Miguel, ésta se convirtió en la nueva catedral de Coventry.

Justo 20 años después, en 1939, con la Segunda Guerra Mundial que aparecía en el horizonte, las vidrieras fueron retiradas de las ventanas de la catedral como medida de precaución para evitar su destrucción en los bombardeos alemanes. Coventry estaba repleta de objetivos industriales, tanto civiles como militares, por lo que había duda de que volvería haber serio peligro. Las vidrieras se guardaron en 30 cajas y almacenadas en el sótano de la rectoría en el pequeño pueblo de Hampton Lucy.

Coventry fue bombardeada en varias ocasiones en los primeros días de la guerra, pero los objetivos eran principalmente militares e industriales. El daño al centro histórico y las pérdidas de vida fueron menores. En la noche del 14 de noviembre de 1940, bombarderos alemanes lanzaron bombas de de gran potencia en los servicios públicos de la ciudad y en las carreteras.

El servicio del agua fue anulado y los caminos fuesen intransitables formándose cráteres, de tal forma que la siguiente ola de aviones alemanes que lanzaron bombas explosivas con el expreso propósito de iniciar un incendio para que los bomberos no pudieron contener por culpa de la ausencia de red del agua y por los caminos dañados.

La catedral de Coventry sufrió múltiples impactos. Los bomberos lograron apagar el primer fuego de la noche, pero a medida que avanzaban los bombardeos, apagar el fuego se convirtió en algo imposible de contener. En el momento en que todas las sirenas sonaron a la mañana siguiente, ya no quedaba nada de la catedral de Coventry, tan sólo ruinas humeantes.

Algunas paredes y el campanario era todo lo que quedaba. Estas ruinas todavía se encuentran en el lugar. Sin embargo una nueva catedral fue construida al estilo modernista al lado de ella, con las ruinas como un espacio de jardín consagrado a la paz y a la reflexión. La primera piedra fue colocada por la Reina Isabel II en 1956 y la nueva iglesia fue inaugurada en 1962.

Mientras tanto, en 1957 la pequeña rectoría en Hampton Lucy fue vendida. Las cajas llenas de vidrieras medievales habían quedado ilesas en el sótano durante casi 20 años, pero con la venta volvieron a Coventry. El arquitecto de la catedral nueva, Sir Basil Spence, quería incorporar algo de este vidrio en el nuevo edificio de alguna manera.

La elaboración de ventanas enteras no iba a ser posible porque la mayoría de los cristales habían sido retirados y embalados sin ningún tipo de anotación de su disposición original. En su lugar, Spence y su equipo seleccionaron algunas piezas escogidas y en 1965 las instaló en una pequeña capilla en el porche al sur de las antiguas ruinas de la catedral que hoy conocemos como Capilla Haigh.

Desde entonces, otros paneles se han integrado en la nueva catedral, incluyendo combinaciones de estilo de mosaico que se han puesto juntos en las modificaciones del siglo XIX a la iglesia. Alrededor de 5.000 piezas de vidrio de color todavía estaban almacenadas.

Gracias a un proyecto en común para la recaudación de fondos mediante el Fondo Mundial de Monumentos de Gran Bretaña y la catedral de Coventry que recaudó 250.000£, los trabajadores para su conservación comenzarán a trabajar en los vidrios medievales de la catedral de Coventry en este verano, y lo mejor de todo, es que el trabajo podrá ser comprobado en público.

Las caras de la exhibición de cristal en vivo en Herbert Art Gallery & Museum se desarrollará del 6 de Agosto al 31 de octubre. La entrada es gratuita, y los visitantes podrán observar a los trabajadores, y podrán limpiar los cristales, trabajar, e interactuar con ellos. Todos los jueves a las 15:00 los trabajadores en la conservación darán una charla de 30 minutos sobre el vidrio y su trabajo.

El vidrio se almacena actualmente catalogándose por el color y el material, pero hay esperanza de que puedan ser recompuestos en sus configuraciones originales de la Edad Media gracias a un software originalmente diseñado para armar documentos dañados de la Guerra Fría.

Ian Crick-Smith, un investigador de la Universidad de Lincoln, afirma que las representaciones de los bordes rotos de los cristales será creado usando dos o tres dimensiones de escaneo láser, y que el software será utilizado para sugerir mejores opciones de semejanza y de alineación con el original.

«Definitivamente hay un área de crecimiento para la tecnología digital en el sector de la investigación del patrimonio«. Una tecnología similar fue utilizada por la Universidad de Princeton para ayudar a reconstruir fragmentos de antiguos frescos de Akrotiri.

El software fue desarrollado después de la caída del Telón de Acero, cuando fue utilizada para recrear los documentos que habían sido destruidos por trituración. «También ha sido utilizado para volver a montar obras de arte dañadas en papel«, Crick señala que: «No sabemos de ningún otro caso en que esto haya sido utilizado para vidrios de colores«. La composición del vidrio y el sistema de producción de Thornton también se están explorando.

El plan final es crear un área de visualización de una selección de las piezas en las criptas debajo de las ruinas de la antigua catedral. Los demás paneles pueden ser utilizados para hacer instalaciones de arte contemporáneo en la nueva catedral.

Para más información sobre la historia de las vidrieras de la catedral de Coventry, lea este excelente artículo. Para explorar las ruinas y la catedral nueva, vea la entrada de este blog sobre la Segunda Guerra Mundial.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...