El desastre de la mina de Fraterville en 1902

El 19 de mayo de 1902, una explosión en la mina de carbón de Fraterville, Coal Valley Creek Tennessee se cobró la vida de 216 hombres y niños. Sólo 184 de ellos fueron identificados. Se trata del peor desastre minero en la historia de Tennessee y uno de los cinco peores en la historia de la nación.

El 19 de mayo de 1902, una explosión en la mina de carbón de Fraterville, Coal Valley Creek Tennessee se cobró la vida de 216 hombres y niños. Sólo 184 de ellos fueron identificados. Se trata del peor desastre minero en la historia de Tennessee y uno de los cinco peores en la historia de la nación.

La mina de Fraterville antes de la explosión

Antes de ese fatídico día, la mina de Fraterville había estado funcionando sin problemas durante más de 30 años. Su propietario, el ex comandante de la Union Major Eldad Cicero Camp, había sido un Fiscal de un distrito del este de Estados Unidos y era ampliamente respetado.

Los mineros de Fraterville eran miembros del Sindicato de Mineros Trabajadores de América, creado en 1890. Emocionados con la oportunidad de ganar dinero real y ser dueños de su propio hogar, los mineros solían alentar a sus familiares para que se unieran a ellos.

George, hijo de Major Camp, fue ascendido a supervisor de la mina en el momento de la explosión, sin embargo, en el momento del accidente, volvió a su casa a por un abrigo porque había comenzado a llover, lo cual le salvó la vida.

Según el Comisionado de Trabajo, a las 7:20, una hora después de comenzar la jornada de trabajo, empezó a salir a una nube espesa de humo negro por la entrada de la mina y los conductos de ventilación. Cualquiera que fuese la fuente del gas, provocó que las lámparas de aceite de los mineros causaran una explosión masiva. A su vez, se prendió el polvo del carbón, extendiendo así el fuego por toda la mina.

Veintiséis mineros sobrevivieron a la explosión y a los gases tóxicos. Se atrincheraron en un pasaje lateral y algunos de ellos vivieron hasta 7 horas bajo los gases tóxicos y la falta de oxígeno. Algunos mineros como Jacob Vowell, Harmon Powell, John Hendren, Haya Harry, James Brooks, George Hutson y Elliott James dejaron cartas de despedida para sus familiares. Estas cartas fueron encontradas cuando llegó el equipo de rescate.

Cientos de mujeres quedaron viudas y entre 800 y 1000 niños quedaron huérfanos. Todos los cuerpos recuperados fueron presentados junto a la vía férrea para que las familias los reconocieran. Ochenta y nueve de los mineros fueron enterrados en el Círculo de Mineros Fraterville, en el cementerio de Leach.

El obelisco del centro registra los 184 nombres de los mineros identificados. Algunas de las otras víctimas fueron enterradas en el cementerio de Longfield. Los cadáveres de los 30 mineros restantes no fueron reclamados y se enterraron junto a la línea de ferrocarril.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...