El Atlas Wytfliet vuelve a Suecia

Un raro ejemplar del Atlas de Cornelius van Wytfliet del Nuevo Mundo, robado en la Biblioteca Real de Suecia hace una década, ha sido recuperado oficialmente durante una conferencia de prensa en Nueva York el pasado miércoles.

Un raro ejemplar del Atlas de Cornelius van Wytfliet del Nuevo Mundo, robado en la Biblioteca Real de Suecia hace una década, ha sido recuperado oficialmente durante una conferencia de prensa en Nueva York el pasado miércoles.

Atlas Wytfliet

Publicado en 1597, el Descriptionis Ptolemaicae Augmentum fue el primer atlas en documentar la geografía y la historia natural de las Américas. El cartógrafo belga Wytfliet usó los escritos de geógrafos como Jose de Acosta y Giovanni Battista Ramusio, entre otros, para crear 19 mapas con una precisión excepcional de América del Sur, América Central, América del Norte y el Caribe, entre los que destaca el primer mapa regional de California. Este libro es uno de los nueve ejemplares completos que han sobrevivido.

Fue robado por el ex jefe del departamento de manuscritos de la biblioteca, Anders Burius. Se las arregló para robar libros con un valor de 56 millones de dólares antes de que fuera descubierto.

La biblioteca inició una investigación y encontraron varios libros que habían desparecido. En noviembre, se determinó que Burius era la única persona que tenía acceso físico y el conocimiento necesario para llegar a esos libros. Más tarde admitió que él era el ladrón.

El 7 de noviembre de 2004, Anders Burius fue arrestado. Una vez ya en la cárcel, escribió una lista detallada de todos los libros que había robado de la Biblioteca Real. Estos libros los vendía a Alemania.

Tres semanas después de su arrestado, la esposa de Burius solicitó el divorcio. El 3 de diciembre la policía le dejó en libertad en espera de una fecha de juicio. Sin embargo, el 8 de diciembre decidió quitarse la vida cortándose las muñecas y haciendo explotar su casa.

Burius fue encontrado bajo los escombros de su apartamento cuatro días después. El médico forense no pudo determinar si murió por la explosión o por los cortes de las muñecas. Afortunadamente, nadie más resultó herido en su último acto de egoísmo irresponsable.

El caso fue muy comentado en Suecia, pero debido a que la investigación estaba en curso, la Biblioteca Real no quiso publicar la lista completa de los libros robados.

El atlas de Wytfliet fue reconocido tras ser vendido en una subasta y volvió a la Biblioteca Real de Suecia. La lista de los libros robados ha sido publicada ahora y son optimistas en sus previsiones para encontrarlos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...