Descubren un sitio de 2.000 años de antigüedad en Lincolnshire

Entre los grandes descubrimientos de los últimos meses, encontramos uno muy reciente en Lincolnshire, Reino Unido, donde se ha encontrado un sitio de 2.000 años de antigüedad que nos muestra cómo los habitantes del lugar utilizaban la sal marina como parte de su dieta.

Quienes estamos atentos a las novedades arqueológicas e históricas, vemos como en los últimos meses se están descubriendo una enorme cantidad de sitios, muchos de ellos inesperados, que lentamente nos hacen modificar la historia, o al menos nos obliga a profundizar mucho más sobre ella.

El reciente descubrimiento en Lincolnshire muestra cómo los antiguos habitantes del lugar utilizaban la sal en su dieta

No es algo que suceda en un único punto, sino que se está dando en casi todos los países del mundo, y uno de los últimos descubrimientos lo tenemos en un condado inglés, donde cientos de artefactos han sido desenterrados en un sitio de sal en los pantanos de Lincolnshire, comunicaron los expertos, entre ellos, cerámica, alfileres para el pelo y herramientas, encontrados todos en una excavación de dos semanas de duración en Fen Willow Tree, cerca de Bourne.

El Arqueólogo David Trimble expresó que con este descubrimiento, se descifra la historia completa de la producción de sal en el lugar. Los expertos fueron invitados a realizar excavaciones en Lincolnshire Wildlife Trust antes de que el área se convirtiera en una reserva natural.

Hace 2.000 años, los pantanos tendrían un aspecto muy diferente, con canales de marea que corrieron tierra adentro, explicaron los expertos. Sr. Trimble, el director del proyecto, dijo que “lo de la sal es bastante común en un reducido terreno de la costa de Lincolnshire.

El agua de mar era recogido en recipientes de cerámica para luego ser hervida, dejando atrás las sal, la que era empleada en el siglo 25 a.C. en la dieta de sus habitantes, para conservar la carne y para el comercio de alimentos y bienes.
En la actualidad, el sitio formará parte de una reserva natural de 114 hectáreas donde se pueden encontrar, principalmente, aves zancudas y libélulas.

Marcus Craythorne, de Lincolnshire Wildlife Trust, dijo que “mi principal preocupación es lo que está sucediendo en la superficie, donde se establece que los pastizales sean hábitat para la vida silvestre, pero bajo ello hay un viaje de 2.000 años muy interesante”.

Este hallazgo será contado por los arqueólogos junto con la historia del sitio en un centro de interpretación en Fen Willow Tree.

Fuente e imagen: archaeologynewsnetwork

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...