¿Cuándo volverán los turistas a Irak?

Irak es un país que podríamos declarar Patrimonio de la Humanidad por la gran cantidad de ciudades así declaradas que posee (Samarra, Babilonia, Ur, etc.). Cuna de la civilización, en la actualidad ve como no llegan los turistas. Cuando antes recibían miles, ahora se alegran con sólo unas pocas decenas.

El turismo es considerado una potencial mina de oro para una nación ampliamente conocida como la cuna de la civilización, pero que todavía está luchando contra una insurgencia obstinada y recuperándose de décadas de guerra. Los conflictos que han ocurrido las últimas décadas en Irak, junto con la existencia de otros lugares que pueden resultar más interesantes para los turistas, han hecho que el turismo en este país asiático sea casi inexistente.

En las décadas de 1970 y 1980, miles de visitantes extranjeros acudían a la ciudad de Babilonia y allí, un fotógrafo lugareño podía fotografiar a esos turistas como sustento de vida. Sin embargo, en la actualidad, el turismo en Babilonia no es tan bueno como solía ser, de hecho, según los datos del gobierno de esa región, apenas 70 turistas extranjeros visitaron Babilonia el pasado año. El sector se ha ido descuidando y, no sólo eso, sino que los hoteles y los servicios han quedado seriamente mermados por lo que haría falta grandes inversiones para reconstruir el lugar.

Samarra, una de las ciudades históricas de Irak

Antes de que Irak se reabriera para los visitantes en el año 2008, el país era la base para las fuerzas de la coalición, encabezadas por Estados Unidos, en el conflicto bélico que se inició en el 2003. Las tropas no sólo estacionaban sus tanques y armamentos en la zona sino que, también, usaban arena que contenía fragmentos arqueológicos antiguos para llenar bolsas de arena que después utilizaban.

También distintos sitios históricos han sufrido saqueos y ataques, como, por ejemplo, la casa legendaria de “Los jardines colgantes“, una de las maravillas del Mundo Antiguo, que ha sufrido innumerables saqueos a lo largo de los años y, aunque fue reconstruida en parte por el difunto dictador Saddam Hussein, éste utilizó para la restauración ladrillos con su nombre grabado, por lo que no fueron restauradas intentando que se pareciera a su versión original.

Irak, el lugar de la antigua Mesopotamia y, conocido por algunos como la cuna de la escritura, la agricultura y la codificación de la Ley, está lleno de Historia. En este país se han descubierto 12.000 sitios históricos, entre los que destaca Babilonia, 85 kilómetros al sur de Bagdad o Namroud en el norte de Mosul así como la ciudad islámica de Samarra y la antigua ciudad sumeria de Ur, en la provincia sureña de Nassiriya.

El turismo empezó a morir con las sanciones internacionales impuestas contra el régimen de Saddan, en la década de 1990 pero se detuvo completamente cuando Estados Unidos invadió el país en el 2003.

Pero, aunque la violencia ha decaído en estos últimos años, todavía no se ha recuperado la zona y sólo se ha registrado, en todo Irak, 165 visitantes extranjeros. Ante estos datos, el jefe de la Junta de Antigüedades y Patrimonio, Qays Hussein Rasheed, cree que los turistas quieren visitar los sitios arqueológicos, pero lo único que los detiene es la seguridad“.

Ur, otro de los destinos que ha mermado en turismo

Las ruinas de Babilonia entre las que se encuentran templos, teatros, plaza de armas, puertas y otros edificios, necesitan una gran inversión. Aunque el gobierno ya ha destinado dinero para alguno de estos sitios históricos renovando, entre otros, el Museo Nacional de Bagdad y el minarete de Malwiya en Samarra.

El Museo Nacional de Bagdad es clave en la estrategia de Irak para impulsar el turismo y cuenta con 23 salas de artefactos milenarios de las culturas de Asiria, Babilonia y sumeria. Sin embargo, ha atraído a pocos visitantes, ya sean extranjeros o iraquíes, desde que se reabrió parcialmente en el año 2009.

Por otro lado, frente a la caída del turismo extranjero, todavía tiene éxito el llamado “turismo religioso” pues los peregrinos siguen visitando los lugares importantes ente los que destacan santuarios chiitas en las ciudades santas de Najaf y Kerbala. Las cifras no engañan y, en este sentido, ha aumentado el número de turistas extranjeros que visitan el país movidos por la fe, de 360.000 visitantes en el año 2006 a 1,5 millones el pasado año.

Aunque existen muchos lugares legendarios en Irak, los turistas encuentran todavía impedimentos para iniciar su aventura en este país pues los aeropuertos, ferrocarriles y carreteras han estado descuidadas durante estas últimas décadas que se han caracterizado por sus conflictos bélicos.

Imagen Samarra: Dominio público
Imagen Ur:  M. Lubinski en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...