Consejos para no engordar en Navidad

Estas fechas son muy peligrosas para nuestra línea. Hay demasiadas comidas copiosas y se bebe en exceso. Pero, aunque parezca increible, podemos conseguir no engordar siguiendo unas sencillas ideas. Algunas de ellas son mantener la actividad física, comer raciones pequeñas, controlar los aperitivos y los dulces y tener cuidado con los champanes y los licores.

Nos encontramos en unas fechas muy peligrosas para la conservación de nuestra línea. Las Navidades suponen copiosas comidas, beber más de la cuenta y, por si todo ello fuera poco, los deliciosos turrones y otros dulces típicos hacen estragos en nuestro cuerpo y todos los cuidados que hemos tenido a lo largo del año se van al traste.

Por todo ello, podemos dar por descontado que, en estos días, no vamos a adelgazar. Pero sí podemos hacer algo para, al menos, no ganar ese excesivo peso que luego tanto cuesta eliminar. Para ello, brindaremos algunos sencillos consejos que –acompañados de un poco de fuerza de voluntad- nos permitirán disfrutar de las fiestas sin engordar demasiado.

Nuestra enemiga la báscula

Nuestra enemiga la báscula

En primer lugar, es conveniente continuar con nuestros buenos hábitos: hacer, al menos, treinta minutos diarios de ejercicio físico, beber agua en abundancia y, los días que no tengamos comidas, respetar nuestra dieta.

Una vez llegada la fecha de celebración, es imprescindible evitar saltarse la comida anterior para compensar la comilona que nos espera, ya que así sólo conseguiremos comer más después. Y también podemos hacer alguna otra cosa para cuidarnos. Por ejemplo, antes de salir de casa hacia la comida o cena, es recomendable tomar alguna pieza de fruta para provocar una cierta sensación de saciedad. Del mismo modo, ante los aperitivos, debemos tener cuidado y no excedernos.


Ya sentados en la mesa disfrutando de los platos, conviene masticar bien los alimentos y comer despacio. De esta forma, también nos encontraremos más saciados. Igualmente, aunque comamos de todo, debemos procurar que sea en raciones pequeñas y sin echar excesiva salsa, ya que ésta incrementa el consumo de pan. Y, para terminar, ser cuidadosos con los dulces, porque su alto contenido en azúcar les confiere muchas calorías.

No debemos abandonar el ejercicio físico

No debemos abandonar el ejercicio físico

Por último, debemos ocuparnos de las bebidas. Los vinos no engordan en exceso pero tampoco conviene excederse. Los que sí lo hacen y mucho son los champanes y sus derivados, al igual que los licores –éstos todavía más si van acompañados de refresco: por ejemplo, un combinado contiene tantas calorías como un buen filete de ternera-. Por ello, aquí sí que es conveniente tener cuidado.

Como vemos, siguiendo unas sencillas pautas podremos conseguir pasar unas fiestas sin privaciones pero también sin perder la línea que tanto nos cuesta mantener. Y, en último caso, por coger uno o dos kilos tampoco pasa nada. Tiempo habrá de perderlos más adelante.

Fotos: Báscula: ElinorD en Wikipedia | Personas haciendo deporte: Moebiusuibeomen en Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...