¿Cómo se relaciona el calor con la delincuencia?

La delincuencia puede ser de un tipo u otro dependiendo de si hace más o menos calor en cada parte del mundo.

Tipo de delincuencia

Quién nos iba a decir que el calor tendría relación con la delincuencia. Si lo pensamos tiene sentido, porque todos con el calor estamos mucho más irascibles y tenemos mucho menos aguante que en otros momentos del año. Según varios estudios hay ciertas claves que se pueden descubrir analizando el calor, la temperatura y cómo influye esta en las personas. Los delitos con violencia son más habituales en zonas del mundo cálidas y en general en verano hay más agresiones a personas.

Para entender mejor los datos hay que remitirse a las leyes térmicas que publicó Adolphe Quetelet en el pasado, algo que no terminó de gustar a todos los grupos de la sociedad. Su interés por aplicar la estadística a las ciencias sociales le llevó a escribir estas leyes en las que se demuestra que el clima produce más delitos. De todas formas, no solo el calor llevaba a que se produjeran cambios en cuanto a la delincuencia en el mundo.

Según Quetelet en verano es cuando se llevan a cabo más delitos contra personas físicas, mientras que en invierno se realizan más robos y delitos contra estructuras y patrimonio. Por último, la primavera es la época del año en la cual aumentan más los delitos sexuales (ya se sabe que es la época en la cual la “sangre se altera”).

Estos datos obtenidos por Quetelet fueron utilizados posteriormente por otros estudios en los que se ha ido más allá. A posteriori se ha llegado a la conclusión de que el clima del año también se puede aplicar al clima que hay en cada zona del mundo. Es decir, que si vivimos en un lugar donde la temperatura sea más propia del verano, nos estaremos arriesgando a sufrir una mayor cantidad de ataques personales. Y si residimos en una zona de clima primaveral, lo más posible es que estemos arriesgándonos a sufrir delitos sexuales.

Por lo tanto, el calor es peligroso, pero también debemos tener en cuenta que en climas demasiado cálidos se produce un efecto bloqueante, dado que el exceso de calor lleva a que las tasas de crímenes se detengan a la vista del esfuerzo que requieren. Esto nos lleva a ver la curiosa relación entre tiempo y delincuencia, algo que quizá podamos tener en cuenta si vamos a realizar un viaje al extranjero, porque nunca está de más que sepamos cómo será el ambiente y si existen más o menos riesgos de cada tipo.

Foto: bykst

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...