¿Cómo se financian los Grupos Ultras?

Entre las formas más tradicionales de financiar a los grupos hinchas españoles destacan la venta de Lotería, los viajes en autocar y en avión, las cuotas de socio y las rifas.

Tras el fallecimiento del aficionado perteneciente a los Riazor Blues, el grupo hincha del Deportivo de la Coruña, en la batalla campal en Madrid Río ante el Frente Atlético, hinchas del Atlético de Madrid, se han descubierto las formas más tradicionales de financiación de los grupos hinchas españoles, desde venta de Lotería, viajes en autocar y en avión hasta las cuotas de socio y las rifas.

El medio de comunicación deportivo AS publicó algunas de las formas de financiación de los grupos ultras en la Liga BBVA de España. ¿Cómo se financian los Grupos Ultras? ¿Los equipos tienen algún tipo de relación con los grupos Ultras?

La actividad más lucrativa de los grupos Ultras, según el diario deportivo AS, es a través de los vuelos chárter. Los grupos Ultras suelen contratar aviones chárters con el principal objetivo de conseguir un precio muy barato y, además, conseguir dinero.

De tal forma que los grupos Ultras buscaban compañías aéreas de bajo coste, principalmente originarias de los Balcanes o del Magreb, para alquilar un vuelo chárter por 15.000 euros con capacidad para 150 personas y conseguir el mayor dinero posible. El precio medio del billete suele oscilar entre los 300 y 400 euros por pasajero.

Mientras que una compañía aérea tradicional ofrece el viaje de ida y vuelta por 500 o 600 euros, los vuelos chárter de los grupos Ultras suelen costar entre 300 y 400 euros por persona. Es aquí cuando consiguen una gran financiación ya que 150 billetes vendidos a 400 euros cada uno significan 60.000 euros para los grupos Ultras, de los que 45.000 euros son de beneficio.

Junto con los viajes en avión, otra forma de financiación es a través de los viajes en autobús. Se trata del mismo sistema que en el avión pero sin tantas ganancias ni beneficios. Además de los vuelos chárter, otra forma de financiación a los grupos Ultras es a través de la lotería de Navidad. La gran mayoría de los grupos Ultras cuentan con su propio número para las fechas navideñas, coincidiendo con la fecha de fundación del grupo Ultra o con alguna fecha importante para el colectivo. El boleto suele estar personalizado con imágenes y logos del grupo Ultra y el precio incluye un 20% de donativo, como mínimo, al grupo Ultra en cuestión.

En este mismo sentido, muchos de los grupos Ultras de los equipos españoles se financian a través de rifas, una tira que premia a la terminación de un sorteo de lotería. Hace unos años se trataba de la actividad más conocida y popular entre este colectivo pero con el paso de los años tan sólo se ve en los grupos pequeños de ultras.

La extorsión a jugadores y técnicos también es una forma de financiación. La colaboración voluntaria se trata de una actividad que cada vez está perdiendo más peso. En este caso, se solían facilitar entradas para el día del partido, comprar lotería y se solía dar dinero para pancartas y tifos, entre otras cosas. Mientras que existía (y existe) otro tipo de colaboración donde el jugador se siente extorsionado por su propia afición más radical. Esto tiene mucha relación con los cánticos que se realizan a un jugador u otro y a las pancartas de apoyo por un jugador.

Por otra parte, los tifos y los mosaicos también son dos formas de financiar a un grupo Ultra ya que se trata de una fórmula que consiste en conseguir dinero del equipo de fútbol indirectamente sin que parezca que se trata de una subvención. Cuando el tifo se encuentra en el fondo del estadio, por regla general, suele ser costeado por el grupo ultra, mientras que los mosaicos que aparecen por todo el estadio en cartulinas son sufragados por el club.

La cuota de socio también es una forma más de financiación de los grupos Ultras, independientemente de si el Ultra n es socio o abonado. Todos los grupos cuentan con su propio carné de afiliación al equipo de fútbol. La cuota anual oscila entre los 20 euros y el poseedor de ese carné cuenta con grandes descuentos en viajes, entradas y artículos. Hay que recordar que no es necesario tener el carnet de socio de un club para pertenecer a un grupo Ultra.

Otra de las formas de financiación de un grupo Ultra es a través del merchandising, es decir, la venta de bufandas, camisetas, sudaderas, fotos, CD’s con los cánticos del equipo o incluso mecheros o pegatinas con el logo o el nombre del grupo Ultra en cuestión.

Con las entradas también consiguen una gran financiación. Es muy habitual ver cómo los equipos Ultras reciben entradas gratuitas donde pone la palabra “obsequio” pero que luego son vendidas a un precio pactado. Esto supone agilizar la veta de entradas y una reventa oficial. Pese a que todos los clubes lo niegan, todos los clubes lo hacen.

Hay que recordar que los grupos Ultras más numerosos y con mayor peso en la sociedad tienen la marca registrada junto con su correspondiente copyright. Esto supone que cualquier persona que tenga el deseo de comercializar un producto de un grupo Ultra debe pagar por sus derechos. Todas las marcas están legalizadas y dadas de alta en el impuesto de actividades.

Los bares también son una gran fuente de ingresos en el mundo de los grupos Ultras ya que cada vez es más habitual ver locales exclusivos de aficionados de un mismo equipo. Se tratan de locales alquilados que abren al público tan sólo los días de partido o que sirven para reuniones importantes entre los Ultras de un equipo de fútbol. En el bar se suelen vender bocadillos y bebidas a un precio mucho más barato que en el resto de bares de la zona.

VÍA/ AS

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...