¿Cómo se celebra la Navidad en Alemania?

La Navidad se celebra en Alemania con una importante serie de tradiciones y costumbres que son de lo más encantadoras.

Navidad en Alemania

Alemania es uno de los países de Europa en los que más se celebra la Navidad. Las calles adornadas, luces de todo tipo y los villancicos son cosas muy típicas de estas fechas en el país germano. Aunque los días principales de estas fiestas son el 24, 25 y 26 de diciembre, la Navidad comienza oficialmente en Alemania a partir del 6 de diciembre, cuando se celebra San Nicolás.

Precisamente en la madrugada de este día los niños alemanes dejan sus zapatos junto a la chimenea para que Saint Nicklaus, como así lo llaman allí y que es el patrón de los niños, deje a los más pequeños dulces y golosinas.

Una de las tradiciones más clásicas de la Navidad alemana es acudir a los mercadillos callejeros que nos podemos encontrar en las grandes ciudades como Berlín o Munich, entre otras. En estos mercados podemos degustar los productos alemanes más típicos de estas fiestas, como las salchichas asadas, las tortitas o el glühwein, un vino caliente aderezado con especias. En estas fechas también es muy importante que los niños escriban cartas.

Para ello hay tres oficinas de correos que reciben los textos de los más pequeños y les dan una respuesta, siempre que se hayan escrito antes del 15 de diciembre. Los alemanes tienen la suerte de poder escribir a tres personajes diferentes: Papá Noel, San Nicolás o el Niño Jesús. El más popular de todos es Papá Noel, que es el encargado de llevar los regalos en Nochebuena.

Para esta noche tan especial las viviendas alemanas tienen un gran árbol del que cuelgan numerosos adornos. La tradición es que lo ponga la madre, ya que los niños no pueden verlo hasta el comienzo de la cena. Entre los adornos más habituales podemos encontrarnos manzanas dulces, recuerdos familiares, velas o galletas y nueces. Cuando está todo preparado la familia se reúne junto al árbol, colocan los regalos y cantan villancicos siendo uno de los más populares Noche de Paz, que se traduce como Heilige Nacht, Stille Nacht.

La comida más tradicional de estas fechas es el cordero, el pato o el pescado, pero en ninguna casa alemana faltan las salchichas y las ensaladas de patatas. También es una costumbre muy típica que, tras la cena, se tome una copa de kirsch, que es un aguardiente de cerezas para facilitar la digestión de los comensales, puesto que en estos días las comidas son muy abundantes y conviene ayudar al estómago.

Foto: Gellinger

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...