¿Cómo enviar una carta a Papá Noel?

Papá Noel está de camino y te contamos lo que necesitáis saber para que podáis terminar vuestra carta.

enviar al Polo Norte

¿Todavía no has enviado la carta a Papá Noel? ¿no sabes que deberías hacerlo cuanto antes? El personaje más querido de la Navidad comienza su viaje de forma inminente y va a tener que disponer de las cartas de los niños para saber qué es lo que tendrá que repartirles en sus casas. Así que si todavía no has enviado la carta… ¡te vamos a ayudar para que la puedas acabar cuanto antes!

¿Cómo hacerla? Lo primero que puedes hacer es pedirle un poco de ayuda a tus padres. Seguro que están encantados de hacerlo. No es complicado. Solo necesitas una de las cartas listas para ser escritas y enviadas que encontraréis en muchos lugares, como en tiendas, escuelas, en catálogos de revistas e incluso están disponibles para su descarga desde Internet. Una vez la rellenéis solo tendréis que enviarla siguiendo las instrucciones que os hayan dado o pidiendo a vuestros padres que os echen una mano con el proceso.

Las cartas se enviarán al Polo Norte y desde allí los elfos y Papá Noel se ocuparán de leerlas para saber qué es lo que queréis cada uno de vosotros. Como siempre, es bueno que pongáis varias cosas, porque a veces Papá Noel no puede conseguir todos los juguetes.

Cuando hayáis enviado la carta Papá Noel os buscará en la lista de los niños buenos para ver que merecéis ese regalo que tanto queréis. Si habéis sido un poco malos… es posible que no estéis en la lista de los niños buenos, así que quizá deberíais portaros mejor el próximo año. Y si habéis sido muy muy malos lo que ocurrirá es que seguro que Papá Noel y sus ayudantes os traen un poquito de carbón, uno de colores con un poco de suerte (aunque el negro también está delicioso).

¿Cómo deberíais escribir la carta? Algunos quizá tengáis dudas. A lo largo del tiempo varios científicos han estudiado el comportamiento de los niños en este sentido y han comprobado como hay algunos puntos en común que a Papá Noel parecen gustarle. Las niñas tienen la costumbre de escribir cartas muy largas, educadas y en las que hablan de lo que sienten en Navidad. Los niños van mucho más al grano, dicen lo que quieren y no le dan tantas vueltas. Además, los niños son un poquito más egoístas, porque no piden regalos para otras personas, cosa que sí hacen las niñas.

Si queréis que Papá Noel quede contento en la visita a vuestra casa no le esperéis despierto (¡nunca!), pero lo que sí podéis hacer es dejarle un vaso de leche y unas galletas. Pensemos que Papá Noel tiene mucho trabajo esa noche y tendrá que recuperar fuerzas. ¿Quieres saber por dónde está nuestro amigo? Pues visitad la web que le sigue durante el reparto de juguetes.

Vía: Santa’s Tracker

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...