¿Cómo detectar juguetes falsos?

Os damos algunas recomendaciones que deberíais tener en cuenta para que no os cuelen un juguete falso.

Compras de Navidad

Se acerca la Navidad y es hora de comprar juguetes para los más pequeños de la casa (o para los no tan pequeños en el caso de los juguetes de Star Wars). Y eso nos lleva a plantearnos un tema que siempre sale a debate en estas situaciones: los juguetes falsos. En España abundan este tipo de juguetes y es importante tener ciertas pautas que nos permitan saber cómo enfrentarnos a ellos. Porque si nos despistamos quizá estemos comprando un juguete pirata que no solo tenga mala calidad, sino que pueda ser dañino para el niño que juegue con él.

El primer factor para detectar juguetes falsos es la imagen del producto. Es bueno que si tenemos dudas, porque el juguete nos parezca de baja calidad, tengamos la oportunidad de compararlo en varias tiendas a fin de hacer una comparación. Las imitaciones de juguetes no son como las de otros productos y siempre se reducen a un nivel de calidad muy bajo. Los piratas no ponen esfuerzo en replicar las versiones originales con gran detallismo, así que detectar un artículo falso es fácil.

Lo podemos apreciar en el acabado de la pintura, en el envoltorio o la caja, así como en si se incluyen en la caja pegatinas de autenticidad o la marca CE.

Si nos encontramos con que el juguete tiene un precio demasiado reducido, exageradamente barato en comparación a los de otras tiendas, es posible que nos estén intentando vender una falsificación. Hay comercios conocidos por todos, como jugueterías especializadas, que nunca van a comercializar un juguete falso, por lo que es una garantía el comprar en ellas. Las grandes superficies también apuestan por los productos originales. No ocurre lo mismo con las tiendas de todo 1€ o similares comercios de barrio en los que se combinan juguetes en un pasillo y cacerolas en el otro.

Que un producto no esté en castellano en su envase también puede provocar desconfianza. No es una máxima, porque muchos juguetes ahora se importan desde países como Estados Unidos, pero puede ser algo que nos haga sospechar. Si el idioma utilizado es chino, podemos dudar del producto en su totalidad. Lo mismo podemos decir de si el artículo está en castellano en su caja, pero el texto que lo representa tiene faltas ortográficas, algo que suele derivar en una clara sospecha. No olvidemos que los niños que juegan con estos juguetes pueden incluso metérselos en la boca, así que siempre tenemos que protegerles.

Foto: ed_davad

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...