¿Cómo aprovechar al máximo las rebajas?

En la campaña de rebajas podemos tener en cuenta estas 10 recomendaciones de la OCU para comprar con calidad.

Comprar en rebajas

El inicio tiene cosas malas que todos sufrimos, como el aumento de calor. Nos tenemos que cubrir ante los rayos del sol e intentar no caer desmayados por falta de hidratación. Pero por suerte, también tiene cosas buenas que todos apreciamos. Una de ellas es el inicio de las rebajas. Y aunque ya han pasado muchos años desde esos tiempos en los que veíamos a la gente golpearse en el inicio de las rebajas, esta campaña de ofertas sigue siendo muy importante.

Hoy queremos echaros una mano para que podáis aprovechar las rebajas al máximo sin morir en el intento. Y lo hacemos tomando como referencia los 10 consejos que ha publicado la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) para tal objetivo. Dado que ellos son quienes se ocupan de solucionar cualquier tipo de incidente en los procesos de compra que afecten al cliente, nos parece una muy buena decisión basarnos en lo que nos digan. Aunque nuestra propia experiencia también nos ayudará a que personalicemos un poco estos consejos, porque no podríamos callarnos ni estando debajo del agua… ¡ya nos conocéis!

1. Piensa antes de comprar

Desde la OCU están preocupados por si hacemos compras compulsivas de las que luego nos arrepintamos. No están desencaminados, porque si algo nos ocurre a todos en campaña de rebajas es que compramos cosas que quizá en otro contexto nunca hubiéramos adquirido. Así es como las rebajas consiguen ser lo que son, aumentando las ventas a través de la inyección psicológica y de euforia que se produce entre las personas. Pero es cierto que a veces resulta difícil diferenciar entre lo que es una compra compulsiva y lo que se trata de una oportunidad. La OCU nos dice que hagamos listas de lo que queremos y que no nos salgamos de ellas.

¿Pero y si vemos algo en lo que no habíamos pensado pero que nos resulta igualmente útil e interesante? Nosotros además de la lista haríamos una cosa: después de agarrar ese artículo en cuestión para que no os lo quite nadie, despejar la mente durante 60 segundos y pensad claramente en lo que haréis cuando lo compréis. ¿Os visualizáis aprovechándolo o pensáis que simplemente se quedará en el armario, en la estantería o en la bolsa de la compra sin más? Ese es el ejercicio que os ayudará a evitar los impulsos. Y nos damos cuenta de que ya en el primer punto hemos contrariado un poco a la OCU, pero era inevitable y lo sabíais (imaginad aquí el meme de Julio Iglesias).

2. Asegúrate de la calidad

Algo que hemos comenzado a ver en las noticias ha sido que se han detectado en numerosas tiendas, sobre todo de ropa, la presencia de artículos rebajados que anteriormente no habían estado disponibles. Es decir, que son productos que han sido fabricados de manera exclusiva para las rebajas, con el objetivo de venderlos a bajo precio y que parezca que se trata de una ganga. Pero no se tratará de ofertas, sino que serán productos de menor calidad con los que el margen de beneficio de la tienda seguirá siendo elevado. Eso es algo que no está permitido, siendo obligatorio que se cumplan dos factores.

El primero es que el producto estuviera disponible en la tienda desde como poco 1 mes y el segundo es que la calidad no puede ser inferior a lo demás que se venda en este mismo comercio. Así que si habéis detectado algo diferente ya podéis ir a la OCU para que pongan una reclamación, porque os han intentado timar.

3. ¿Cuál es la rebaja?

A veces vamos a tiendas donde vemos que hay un artículo rebajado, porque lo marca la etiqueta, pero no se indica ni el coste originario ni tampoco el porcentaje que se aplicará sobre el mismo. Esto es algo que también está prohibido. Las tiendas pueden optar por una de las dos opciones, pero en cualquier caso tienen que hacer algo. No pueden simplemente poner “rebajas” y etiquetar con un solo precio que no nos permita saber cuál es la rebaja.

4. Condiciones bien indicadas

Nos dice la OCU que no podemos hacer nada con aquellos comercios que toman la decisión de implantar medidas especiales durante el periodo de rebajas. Por ejemplo, si nos encontramos con una tienda donde nos dicen que no podemos pagar con tarjeta de crédito, no podemos quejarnos aunque habitualmente lo hagan. Eso sí, la tienda se tiene que encargar de indicarle a los clientes cuáles son estas condiciones que han decidido adoptar. Puede servir información de viva voz o con carteles que informen de todo ello para que luego no haya sorpresas en el momento en el cual pasamos por la caja. Las condiciones especiales pueden ser variadas y también es posible que afecten a todo lo vinculado con las devoluciones.

5. No olvides el tique

Si en alguna tienda no te dan el tique de compra, es importante que vuelvas a entrar y que lo solicites. Nunca sabes qué puede ocurrir con tu compra cuando llegues a casa o unos días después de haberla realizado. En cada tipo de comercio hay unas condiciones de cambio o devolución, pero lo que está claro es que para todo ello vas a necesitar siempre tener el tique de compra con el cual demostrar que has realizado la adquisición del producto en un determinado local y en un momento dado concreto.

6. La garantía siempre lista

Antes decíamos que hay varios factores que las tiendas pueden modificar a placer dependiendo de lo que esté ocurriendo en su comercio durante las rebajas. Pero en ninguno de los casos tienen autoridad para cambiar los términos obligatorios de la concesión de garantía. Tampoco pueden modificar los términos del servicio que se proporciona postventa, así que si tenéis cualquier tipo de problema solo debéis consultar con la tienda de la forma en la que lo haríais habiendo comprado en otro momento.

7. Tus derechos son los mismos

En relación a lo anterior desde la OCU quieren que se nos quede muy grabado en la cabeza que nuestros derechos son los mismos durante las rebajas que fuera de ellas. De encontrarnos con algún problema con la compra que hayamos realizado lo único que deberíamos hacer será hablar con la propia tienda para que podamos llegar a una solución amistosa en relación al problema generado. No debería ser complicado que lleguemos a una resolución que sea beneficiosa para todas las partes.

8. La hoja de reclamaciones

¿Y si no llegáis a un acuerdo que sea beneficioso? En ese caso siempre os queda la oportunidad de pedir la hoja de reclamaciones. Esta es obligatorio que te la proporcionen de inmediato tal y como ocurriría en cualquier otro momento. En ella tendrás la oportunidad de incluir la información de todo lo que ha ocurrido para que pueda pasar al siguiente nivel.

9. Confía en los mejores establecimientos

Esto quizá sea un poco complicado, porque no vamos a ir buscando los establecimientos adheridos de forma obligatoria a sistema arbitral de consumo, que es lo que recomienda la OCU. Nos dicen que estas son las tiendas que más piensan en el usuario y las que están más abiertas a que sea posible una resolución pacífica sobre un problema. Pero como indicamos, pensando de forma objetiva quizá es un poco complejo reducir nuestras compras a ellas. Aceptar esta recomendación en la medida de lo posible.

10. Recuerda a la OCU

Por último, la OCU nos recomienda recordar que ellos están ahí para ayudarnos en todo lo que necesitemos. ¿Nos vemos ante un problema que no se pueda resolver con facilidad? En ese caso nos deberíamos poner en contacto con la OCU para que nos echen una mano.

Vía: OCU

Foto: losmininos

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...