¿Cómo ahorrar en la factura de la luz?

Os proporcionamos una serie de consejos que os permitirán ahorrar de manera considerable en la factura de la luz.

Factura de la luz

La Fundación Gas Natural Fenosa ha publicado el nuevo informe representativo de los detalles que debemos tener en cuenta todos los consumidores en cuanto al tema de la luz. Ahora que pasamos por unos momentos en los que todas las familias están haciendo ajustes para ahorrar lo máximo posible es importante que conozcamos las pautas que nos pueden permitir evitar gastar dinero por cosas que realmente no estamos utilizando ni aprovechando. La factura de la luz es uno de los ajustes que más podemos hacer y que más nos pueden beneficiar si sabemos aplicar ciertos consejos de una manera cuidadosa.

¿Qué hay que saber al respecto? Fenosa publica información interesante. Por ejemplo, desvela que los electrodomésticos se pueden convertir en nuestro principal enemigo a nivel de consumo, dado que representan un 42% del gasto que se realiza en cualquier hogar. El electrodoméstico que más consume es el frigorífico, dado que lo tenemos encendido las 24 horas del día de forma obligatoria. Aún así, hay algunas recomendaciones para evitar que el consumo sea mayor. Una de ellas es que no introduzcamos comida que esté muy caliente. Al hacerlo producimos un efecto de esfuerzo por parte del frigorífico, que actúa para reducir su temperatura y lo hace consumiendo más.

También hay que tratar de no dejar la puerta abierta de la nevera y asegurarnos de que el funcionamiento es el adecuado para que no haya sustos. La temperatura es otro aspecto a cuidar, dado que siempre debe estar en unos límites adecuados según el regulador interno de nuestro modelo.

Con la lavadora tenemos otro gasto seguro que es difícil evitar. Por ello hay que optimizar. Uno de los principales gastos que hace este electrodoméstico está relacionado con la temperatura del agua. Si lavamos en frío gastaremos mucha menos luz, dado que no estaremos obligando a que la lavadora caliente el agua, algo que produce un alto consumo. Lavar con agua fría es, por lo tanto, más recomendable. Lo mismo podemos decir de usar ciclos cortos para que los procesos de lavado no sean tan caros por su extensa duración.

Pasando a otro tipo de elementos del hogar que están conectados, ponemos nuestra mirada en la televisión. El tipo de pantalla afecta al consumo. Los modelos LCD están más optimizados que los de plasma y si pensamos que dejar la televisión en stand-by, con el botoncito rojo en la pantalla, no gasta, estaremos equivocados. Se recomienda que cada vez que apaguemos la televisión lo hagamos del todo, utilizando la desconexión física del botón o conectando el aparato a una regleta que tenga un enchufe de seguridad que permita desconectar todos los dispositivos conectados a la misma. Esta es una buena idea si, por ejemplo, conectamos a la misma regleta la televisión, el reproductor de DVD y la consola de videojuegos.

TV en stand-by

En todos los casos hay que ser conscientes de que si dejamos una vía de unión entre un aparato que esté conectado a la luz y un enchufe, se va a producir un gasto, por pequeño que sea. Quizá no notemos en la factura que hayamos dejado la televisión conectada en stand-by, pero si tenemos televisión, ordenador de sobremesa, ordenador portátil, tablet, smartphone, consola, reproductor de DVD y otros dispositivos, lo que irá sumando cada uno al final hará que sea una cantidad respetable que nos gustaría poder haber ahorrado. Por eso siempre es recomendable intentar ajustar las conexiones de nuestros aparatos y desconectarlos de la luz e incluso sacar los cables, porque solo teniéndolos metidos en el enchufe también estamos produciendo un efecto de enganche.

La iluminación es otro tema a tratar. Muchas personas aún no se han dado cuenta de que deben cambiar al uso de bombillas de bajo consumo para ahorrar en la factura de la luz. Estas bombillas, que también pueden sustituirse por bombillas LED, nos van a permitir tener una mejor iluminación en nuestro hogar y al mismo tiempo proporcionarle a nuestra cartera una dosis de relajación al pagar menos por cada una de las facturas de la luz. Cómo no, también hay que intentar evitar encender las luces más de la cuenta y no dejarlas encendidas cuando nos marchemos e casa, algo que se podría convertir en un gran error y en un factor que aumentaría nuestra factura en gran medida.

Por último, si tenemos aire acondicionado, algo que en verano resulta fundamental, nos tendremos que asegurar de que se trata de un modelo que cumpla con un nivel de etiqueta energética adecuado. Así sabremos que está optimizado y que no está jugando en nuestra contra. Mantener el espacio bien aislado para que la temperatura no se vea afectada también será algo que deberemos tener en mente si queremos que el aire acondicionado no sea una salvación al calor que resulte especialmente problemática para nuestro bolsillo, algo que siempre nos preocupa que pueda pasar.

Foto: Life-Of-PixOpenClipart-Vectors

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...