¿Cómo afecta el agua salada al cabello humano?

Las personas con un cabello graso, el agua salada suavizará y dará volumen al pelo, mientras que los cabellos secos y con tintes serán muy perjudicados.

Se acerca el verano, una época irresistible para hacer viajes a zonas costeras tanto de España como Europa o en el extranjero. La gran mayoría de turistas elige, durante la época de verano, un destino con playa, buen clima y con actividades diurnas (como el FlyBoard) y nocturnas. Pero, ¿Sabemos cómo afecta el agua salada al cabello humano? ¿Cómo puede llegar a estropear el agua del mar al pelo de una persona? El agua salada afecta de una manera u otra, dependiendo del tipo de cabello que una persona tenga.

En el caso de tener una melena grasa, el agua salada no será ningún problema ya que contribuye a suavizar y dar volumen al pelo humano. Hay que recordar que el agua del mar tiene grandes beneficios: efecto anti-caspa y calma las irritaciones de las epidermis.

Por otra parte y en el caso de tener una melena seca, el agua del mar (o el agua salada) sí que es un problema. El elevado pH (7,8 más o menos) provoca que el cabello de una persona pierda brillo, consistencia y elasticidad.

Sin embargo para cualquier problema hay una solución. Los expertos aconsejan tomar precauciones a todas aquellas personas con un cabello seco. Una de las soluciones es recurrir a los spray con protección o serum, que se pueden comprar en las peluquerías o centros de belleza. También existe la posibilidad, más económica, de adquirir un gorro de natación. De esta forma, el pelo no será castigado por el agua salada.

Además de las personas con cabellos secos, otro grupo de riesgo son las personas con el cabello teñido. Largos y duraderos baños con agua salda pueden decolorar el pelo. Según los expertos, un truco para cuidar el tinte de color en el cabello humano, tras estar expuesta a largos baños en el agua del mar, es aumentar la intensidad de los tintes oscuros antes de comenzar el verano. Es decir, aumentar uno o dos tonos el tinte en el cabello.

En los tres casos es recomendable, tras el chapuzón, lavar el cabello con agua tibia, o si se puede fría, y no usar el secador. Además, los expertos afirman que durante la estancia en la playa es aconsejable aplicarse un acondicionador, o en un caso extremo, una mascarilla capilar.

Por último recordar que el agua del mar no es el único factor que perjudica a nuestro cabello sino que el cloro también es un gran enemigo, ya que vuelve más vulnerable y quebradizo al pelo. Los expertos aconsejan darse una ducha antes y después del chapuzón en la piscina. El cloro puede jugar una mala pasada a las personas con cabellera rubia, ya que puede oxidar el cobre del agua y provocar una tonalidad verdosa en vez de rubia.

VÍA/ muyinteresante

FOTO/ objectivised

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...