¿Cómo crear un helado cremoso?

Es necesario tener en cuenta una los ingredientes anticongelantes naturales, alcohol, grasa y leche en polvo, además del tiempo de congelación y la temperatura.

Llega el verano, la mejor época para probar y disfrutar de nuevos helados y nuevos sabores. Preparar un helado en casa es sencillo, pero crear un helado cremoso y perfecto es una tarea más complicada.

El tamaño de los cristales de hielo afecta, en gran medida, a la consistencia final del helado, además de la proporción que el helado tiene de jarabe. Los cristales pequeños y una gran proporción de jarabe líquido en el helado provocan una textura más suave y cremosa.

Consejos para crear un helado cremoso y perfecto

El azúcar, el azúcar invertido, la miel o el jarabe de maíz, todos ellos ingredientes anticongelantes naturales, proporcionan una mayor textura al helado casero. Se recomienda no exceder del 18%, aunque el azúcar invertido puede llegar a contener una proporción el 25%.

Además, el alcohol, que tiene un punto de congelación bajo, es perfecto para evitar la cristalización del helado. En este caso, se puede utilizar una proporción del 20% del total.

Otro de los ingredientes para crear el helado perfecto son las yemas de huevo, la nata o la mantequilla. Principalmente se debe a que la grasa reduce los cristales de hielo creando un efecto lubricante en el helado. Todo ello aporta una sensación de suavidad, es decir, un helado más cremoso.

También hay que tener en cuenta y utilizar la leche en polvo ya que aporta proteínas lácteas y lactosa. La lactosa absorbe diez veces su peso en agua por lo que el helado tendrá menos cristales de hielo. En esta ocasión, el helado casero no deberá tener más de un 10% de leche en polvo.

Por otra parte, el aire es un factor vital en la creación del helado perfecto y cremoso. Para llegar a la perfección es necesario introducir un poco de aire en la mezcla ya creada.

Una vez utilizados todos los ingredientes, hay que dejar congelar el helado. Existen dos formas de congelación: con una heladora o de forma manual. En el primer caso, y con heladora, el batido de la crema provoca que el aire se introduzca en el helado reduciendo los cristales del helado y creando una mezcla más ligera y cremosa.

En el segundo caso, y sin heladora, es necesario batir el helado de forma manual. Durante la primera hora se recomienda batir el helado cada diez minutos, mientras que en las horas siguientes es suficiente con treinta minutos.

Por último, hay que recordar que la temperatura perfecta de un helado es entre -14 y -7º C. Antes de servir el helado casero es conveniente sacar el helado del congelador.

VÍA/ directo al paladar

FOTO/ LWYang

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...