Autentifican la cabeza del Rey Enrique IV

Un grupo de 19 científicos y un Historiador apasionado por la vida del Rey Enrique IV, acaban de confirmar que la cabeza encontrada hace dos años en la casa de un jubilado, pertenecía efectivamente el Rey francés.

Tenemos una semana cargada de noticias de Historia y nos resulta complicado poder escribir todo lo que nos apetecería, pero ahora debemos hablar de la autenticación de la cabeza del Rey Enrique IV, la que había sido encontrada en el año 2008 en la casa de un jubilado y que, tras años de estudios, acaba de ser confirmada como “original”.

El Rey Enrique IV y su cabeza en la actualidad

Nadie sabe cómo llegó a manos del jubilado la cabeza del rey, ni cómo se enteraron los científicos que él la tenía, pues no recuerdo la noticia original pero me da a mí que el pobre hombre no habrá llamado a los expertos diciendo “tengo una cabeza aquí, que no sé a quién pudo haber pertenecido”. Lo cierto es que sí, la tenía, y ahora se ha autentificado.

Si parece bizarro que alguien esconda una cabeza en su casa, más lo debe ser que los científicos anuncien, dos años después de ser encontrada, que está en buen estado y que conserva cabellos y resto de barba… Os dejo opinar a vosotros de ello pues la imagen es bastante demostrativa. Además, “tiene los ojos semi-cerrados y la boca abierta”, lo que hace el espectáculo mucho más interesante.

Agregamos otro dato de gran interés pare el lector, el Rey Enrique IV utilizaba un pendiente en su oreja derecha (¿?), según lo confirmaron los expertos, entre ellos Rodolphe Huguet, un Historiador apasionado por la vida de este Rey. Cabe destacar que 19 científicos conformaron el equipo que autentificó esta cabeza.

Debemos aclarar también cómo fue que se perdió y para ello nos debemos remontar a la Revolución Francesa. En 1610, Enrique IV fue asesinado por un religioso llamado François Ravaillac, y enterrado en la Basílica de Saint-Denis, donde se solía enterrar a los reyes. Cuando finalizó la Revolución, en el año 1793 más precisamente, un grupo de revolucionarios decidió abrir el féretro y tirar el cuerpo en una fosa común. ¡Pero perdieron la cabeza!

Sí, perdieron la cabeza los revolucionarios y el Rey muerto, la que vino a aparecer en el 2008 como lo mencionamos. ¿Cómo se mantuvo tan bien? La clave estaría en el embalsamiento realizado al “estilo italiano”, que debemos descubrir aún de qué va pues no lo he encontrado en ninguna fuente. Pero si el resultado es ese, prefiero el embalsamiento egipcio que si contrastamos esta cabeza con la de Seti I, gana el último por notable diferencia.

Las pruebas de carbono han datado la cabeza entre 1450 y 1650, lo que en parte confirma que era de él o al menos lo sitúa en la época correcta. Los cabellos y dientes que aún poseía permiten a los investigadores confirmar su autenticidad.

Fuente: ABC

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...