Aparece el cuerpo de un niño asesinado hace 1800 años

En Septiembre de 2010, los arqueólogos que trabajaban excavando los restos del fuerte romano de Vindolanda (Inglaterra), descubrieron el cuerpo de un niño en una fosa poco profunda. Su cuerpo estaba oculto en una esquina del fuerte, probablemente para que no fuera encontrado.

Niño de Vinolandia en Inglaterra

En Septiembre de 2010, los arqueólogos que trabajaban excavando los restos del fuerte romano de Vindolanda (Inglaterra), descubrieron el cuerpo de un niño en una fosa poco profunda. Su cuerpo estaba oculto en una esquina del fuerte, probablemente para que no fuera encontrado.

La particularidad del hallazgo, es que por aquel entonces enterrar a los muertos en las zonas residenciales estaba prohibido, ya que los difuntos debían ser enterrados o incinerados lejos de las urbes. Esto hizo creer a los arqueólogos que el niño había sido asesinado, seguramente por algún legionario de la Cuarta Cohorte de Galos.

Después de realizar el análisis de los restos del cuerpo, los arqueólogos de Vindolanda han llegado a la conclusión de que el niño o la niña (pues no se tiene claro su sexo) no era nativo de esa zona, sino que había llegado desde algún lugar del mediterráneo a las islas británicas.

El descubrimiento ha sido posible gracias a unas pruebas realizadas en el esmalte dental del niño, que se utilizaron para ilustrar un documental de la National Geographic. Los resultados indican que la víctima (que fue bautizada por los arqueólogos como Georgie) podía ser hijo de un soldado que servía en el fuerte o un niño esclavo, pero que procedía del sur de Europa o del norte de África.

Más allá de la clase social del niño, lo que parece claro es que no murió de forma natural, sino que fue asesinado. En la afluencia de medios que se interesaron por el caso, el doctor Trudi Buck, antropólogo de la Universidad de Durham que se encargaba de la investigación, ha sostenido en sus declaraciones que “Posiblemente fue golpeado con algo en la cabeza, porque tenemos un cuerpo muy bien conservado de cintura para abajo, e incluso huesos de la muñeca de un centímetro, pero apenas hay restos del cráneo. Quizás un golpe fuerte en la cabeza lo fracturó”.

Pese a los avances en la investigación aún quedan muchas incógnitas en el caso que no han sido reveladas. Cómo llegó Georgie del norte de África al norte de Inglaterra es una de las preguntas que se cuestionan los arqueólogos. Algunos piensan que pudo haber llegado gracias a un acuerdo comercial.

El por qué del asesinato sigue desconcertando a la comunidad arqueológica. La teoría del doctor Buck es que “Puede que hubiera un accidente y los soldados trataran de taparlo. El niño no recibió ningún tipo de ritual y los romanos eran muy estrictos con los enterramientos, que debían hacerse en el sitio adecuado. El cuerpo tuvo que empezar a oler al descomponerse. En la pequeña barraca debían vivir ocho personas. ¿Estarían todos implicados?”. Una pregunta que quizás no puedan responder.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...